Una guía para colegios busca prevenir la violencia de género entre alumnos

Violante Tomás /Nacho García / AGM
Violante Tomás / Nacho García / AGM

«Es alarmante el número de jóvenes que ven como algo normal el control del móvil, los amigos o la ropa de la pareja», afirma la consejera de Familia

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

La Comunidad se ha propuesto atajar la violencia de género desde edades tempranas, algo «fundamental» porque las relaciones tóxicas entre las parejas jóvenes «son el germen de los malos tratos del mañana». Así lo aseguró ayer la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, al término del Consejo de Gobierno, al que informó de las actuaciones de su departamento contra esta lacra, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra este próximo sábado.

Entre las medidas, el Gobierno regional ha puesto en marcha la Guía de Actuación para la Prevención de la Violencia de Género en el Ámbito Educativo, que contempla cuatro supuestos: cuando el alumno es una posible víctima de violencia; con el supuesto alumno maltratador; con el personal docente y no docente del centro, y con la familia por la posible madre maltratada del alumno. Según Tomás, es «alarmante» el número de jóvenes que ven como algo «normal» el control del móvil, los amigos o la ropa que se ponen. «Eso no es amor, es control», zanjó la consejera, motivo por el que «es importante actuar sobre este colectivo de población» ya que, como indicó Tomás, «educar en igualdad es prevenir la violencia de género».

Aunque el número de mujeres atendidas por la red de Centros de Atención a Víctimas de Violencia de Género en la Región, y por el teléfono 112 durante los nueve primeros meses del 2017 se ha incrementado con respecto al año pasado en un 18%, Tomás explicó que «no hay un mayor número de mujeres víctimas de violencia de género», tal y como reconocen las jueces especializadas, sino que hay un «mayor número de mujeres que se atreven a denunciar porque se sienten más seguras, más protegidas y que no están solas. Solo tienen que marcar el 016 o el 112 para poder salir de esa situación. Ellas y, sobre todo, sus hijos», abrió la puerta la consejera.

«No hay que demorar la denuncia, porque el maltratador no cambia», asegura Violante Tomás

200 euros al mes

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo, en la que compareció junto a la portavoz, Noelia Arroyo, Tomás recordó que la Comunidad ofrece becas de conciliación y para la inserción laboral de víctimas de violencia de género que estén en paro. Dentro del protocolo de inserción sociolaboral que desarrolla la Comunidad, las víctimas desempleadas con menores a su cargo de hasta 12 años se beneficiarán de ayudas de 200 euros al mes durante el tiempo que dura la acción formativa en la que participen. Estas víctimas también cuentan con ayudas al desplazamiento si la distancia que deben recorrer es superior a los tres kilómetros. Desde el año 2010 han sido atendidas un total de 3.778 mujeres conforme a este protocolo, de las que el 60% (2.258) han sido contratadas.

En la Región han muerto tres mujeres por violencia de género en lo que va de año. La primera de ellas de 31 años, la segunda de 44 años y la última de 20 años. Una de ellas ha dejado un menor de cuatro años huérfano, se lamentó la consejera. Tomás aseguró que la Comunidad cuenta con un servicio de atención psicológica a menores expuestos a violencia de género, otro recurso único en España que ya se presta en diez municipios gracias a la creación reciente de un servicio itinerante. El total de menores atendidos por el servicio es de 571.

«El fallo es de la sociedad»

Tomás consideró que, más que un fallo achacable a las administraciones, «el fallo es de la sociedad, que no hemos sido capaces de transmitir que hay unos valores de respeto hacia las mujeres», y se refirió al crimen de la joven residente en la diputación de Canteras, que fue asesinada por su expareja sentimental después de denunciar el caso en Comisaría. Al ser preguntada por este suceso, Tomás señaló que el individuo ya lo tenía «totalmente planificado», y «la pena es que no se hizo antes [la denuncia por parte de la víctima], cuando de alguna forma pudo intuir ella o la familia que este hombre llevaba la idea que llevaba». Al final, según la consejera del ramo, el problema es «que muchas veces se está demorando esa denuncia y no hay que demorarla, porque el maltratador no cambia», sentenció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos