La Guardia Civil atrapa en un control en Mazarrón a un atracador fugado

Dos agentes de la Benemérita trasladan al supuesto atracador tras su detención./G. Civil
Dos agentes de la Benemérita trasladan al supuesto atracador tras su detención. / G. Civil

El argelino, que ingresó en prisión, conducía sin permiso y facilitó la identidad de un compatriota

LA VERDADMURCIA

Llevaba un tiempo huyendo de la Justicia, pero esta le encontró en un control rutinario. La Guardia Civil detuvo hace unos días en un dispositivo policial en Mazarrón a un supuesto atracador con un abultado historial delictivo. Según precisaron fuentes del Instituto Armado, el sospechoso, de 36 años y nacionalidad argelina, tenía pendientes dos órdenes judiciales de búsqueda y detención, una de las cuales ordenaba su inmediato ingreso en prisión, que estaban vigentes hasta los años 2021 y 2041. Tras su reciente arresto, el acusado ya ha sido trasladado a la cárcel.

Fueron efectivos de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Lorca los que dieron con el fugitivo durante un control rutinario que desplegaron en la carretera RM D-4, en el término municipal de Mazarrón. Los agentes dieron el alto a un automovilista y este no pudo demostrar que estuviese en posesión del permiso de conducir. Ante la ausencia de documentación, el hombre ofreció, verbalmente, la identidad de un compatriota -que guarda similitudes físicas con él-, con la supuesta intención de salir del paso y poder reanudar la marcha.

«Experimentado delincuente»

Ante la duda, los guardias decidieron, no obstante, trasladar al conductor al cuartel para que los compañeros de Policía Judicial pudiesen identificarlo. Las gestiones destaparon que el argelino era, en realidad, un «experimentado delincuente», con un abultado historial de robos violentos, sobre el que, además, pesaban dos órdenes de detención. La Benemérita verificó que esas requisitorias habían sido emitidas por un juzgado de Mula y por la Audiencia Provincial de Alicante y que ambas se mantenían activas.

La 'Operación Fuga2', que así fue bautizada, culminó con la detención del hombre como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Tras prestar declaración ante el titular de un juzgado de Instrucción de Totana, ingresó en prisión de forma provisional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos