Un grupo de promotores declararán como testigos en el 'caso Umbra'

R. F.MURCIA

Un destacado grupo de empresarios con intereses en el sector inmobiliario, entre ellos Tomás Fuertes -Profusa- y Josefa Alcaraz -Grupo Tres Molinos-, han sido citados a prestar declaración como testigos en el 'caso Umbra'. Las comparecencias han sido fijadas para el mes de enero.

El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Murcia, David Castillejos, que instruye estas diligencias, considera necesario contar con el testimonio de estos dos empresarios, además del de María Pilar Conesa Alcaraz y Manuel Nicolás García, pues todos ellos tenían intereses en convenios urbanísticos que se firmaron en la zona norte del municipio de Murcia y que están bajo sospecha por presuntas ilegalidades cometidas en su tramitación.

Estos promotores se encuentran libres de cualquier imputación, ya que las investigaciones se han dirigido en todo momento contra quienes tramitaron los planes parciales ante el Ayuntamiento de Murcia, así como contra los altos funcionarios y técnicos que impulsaron o avalaron las presuntas irregularidades cometidas en torno a los proyectos urbanísticos.

En concreto, las manifestaciones de estos cuatro empresarios podrían tener interés para aclarar algunos aspectos relativos al denominado 'convenio Teatro Circo', en el que se otorgaron grandes aprovechamientos urbanísticos en terrenos del norte de la ciudad a cambio de la rehabilitación del mencionado inmueble.

Las comparecencias habían sido reclamadas meses atrás por la Fiscalía Superior, pero el magistrado ha considerado que es ahora, cuando la instrucción del caso se haya prácticamente concluida, cuando corresponde citar a estos testigos.

También ha sido llamado a comparecer un perito que realizó un informe para valorar el coste del traslado de unas granjas porcinas en los terrenos afectados por el convenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos