Granizada corta pero intensa para arrancar julio en Murcia

Un vecino sostiene un puñado de granizo caído este sábado en Murcia. / N. García / AGM

Los aguaceros previstos llegaron este mediodía a la capital de la Región acompañados de pedrisco

P.N.

Tal y como estaba previsto, las tormentas están haciendo acto de presencia en la Región en la jornada de este sábado, dejando una estampa inusual para el arranque de un mes de julio. La Comunidad se encuentra en alerta amarilla hasta las 17 horas a la espera de eventuales aguaceros y han llegado finalmente acompañados de granizo.

Ejemplo de ello fue la situación en el municipio de Murcia. Poco antes de las 12.30 horas, una gran nube entraba por el norte a la ciudad y comenzaba a descargar pedrisco, durante apenas unos minutos pero con bastante intensidad.

Una calle del centro de Murcia, cubierta de pedrisco.
Una calle del centro de Murcia, cubierta de pedrisco. / M. Bueso

Más de un vecino ha corrido para intentar poner a cubierto su vehículo para evitar que las abundantes bolas de hielo, aunque de un tamaño no excesivamente grande, dañaran la chapa o las lunas.

El agua caída por un breve espacio de tiempo ha provocado, además, pequeñas inundaciones en diversos puntos de la ciudad, como por ejemplo en la zona de Platería y Gran Vía, donde varios negocios se han visto afectados por el posible desborde de una tubería.

Trabajadores de comercios de Platería, intentan achicar el agua caída.
Trabajadores de comercios de Platería, intentan achicar el agua caída. / M. Bueso

La acumulación de agua también obligó nuevamente a la Policía Local de Murcia a cortar la avenida Juan de Borbón en un tramo, según informaron fuentes de este cuerpo. Es el municipio de Murcia el que ha registrado el mayor número de incidencias comunicadas al Centro de Coordinación de Emergencias de la Región de Murcia.

Por lo que respecta a la situación fuera del municipio, desde el Centro de Coordinación de Emergencias de la Región de Murcia destacan que la caída de un rayo en la Sierra del Cantón, en Abanilla, hizo temer por el inicio de un posible incendio, pero la lluvia caída a continuación evitó dicha posibilidad y la dejó en apenas un conato.

En fotos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos