El Gobierno ultima una ley que permitirá regularizar unas 20.000 empresas

Vista aérea del polígono industrial Oeste, el más importante de la Región con casi 2.000 empresas . / Juan Carlos Caval / AGM
Vista aérea del polígono industrial Oeste, el más importante de la Región con casi 2.000 empresas . / Juan Carlos Caval / AGM

Son negocios con defectos leves y que carecen de licencia de actividad porque están a la espera de que los planeamientos locales se adapten a la normativa del Suelo

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

El Gobierno regional trabaja en los últimos retoques del borrador de una ley en la que la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem) tiene depositadas grandes esperanzas, ya que permitirá sacar del limbo jurídico en el que se encuentran unas 20.000 empresas, según estimaciones de la patronal.

A la norma se le conoce en la Comunidad Autónoma como la segunda ley de simplificación administrativa, pero su contenido y objetivos, con casi cien páginas de extensión, son mucho más ambiciosos, de ahí su nombre oficial de «Aceleración de transformación del modelo económico regional para la generación de empleo estable de calidad».

Incluye preceptos en materia de polígonos industriales, sobre el sector turístico y suministro eléctrico, pero el capítulo principal es el relativo a las actuaciones para la implantación de nuevas industrias y la regularización de las existentes. En este último caso, las empresas afectadas serían aquellas que en la actualidad carecen de licencia de actividad al haber incurrido en defectos leves y subsanables y que no pueden enmendar mientras que los planeamientos urbanísticos del municipio en el que están radicadas no se adapten a la ley del suelo, lo que a veces tarda varios años.

El Ejecutivo ha iniciado ya las negociaciones con Cs para tratar de asegurarse la aprobación en la CámaraTambién se recogen medidas para agilizar la tramitación de los expedientes ambientales

Carecer de licencia de actividad les impide participar en convocatoria de ayudas europeas, realizar operaciones de ampliación de capital e incluso obtener financiación bancaria. «Hay empresas que llevan así 30 o 40 años», claman desde la patronal Croem, que cifran en unos 20.000 los negocios que en esta situación subsistente en la Región.

Para todos ellos, la nueva ley prevé un procedimiento especial que permitiría otorgarles la licencia provisional de actividad, con lo que superarían muchas de las dificultades que ahora arrastran hasta que se resuelvan definitivamente sus faltas con respecto a los planes municipales.

El Gobierno regional «lleva años» negociando esta norma con los empresarios, según las fuentes consultadas, y en los últimos días ha comenzado las conversaciones con Ciudadanos, a fin de llegar a un acuerdo que le permita su aprobación en la Asamblea Regional.

'Municipio excelente'

Otra de las novedades de la ley es la creación en la Región de Murcia -Madrid ya la tiene regocida en su ordenamiento- de una figura nueva que mezclaría la ordenación del territorio y la planificación industrial, lo que permitiría a la Comunidad tramitar de forma rápida la implantación de grandes proyectos empresariales con el máximo grado de detalle territorial.

El presidente regional, Fernando López Miras, que ha aludido en varias ocasiones a detalles de esta norma, adelantó hace unos meses que también incluirá artículos para agilizar la aprobación de los expedientes de carácter ambiental que afectan al sector empresarial.

La creación del distintivo de 'Municipio Industrial Excelente', que recibirán aquellos ayuntamientos que se destaquen, por ejemplo, por su atractiva política fiscal y la calidad del suelo industrial, es uno de los aspectos recogidos en el capítulo sobre los polígonos industriales, en los que se podrán constituir de forma voluntaria entidades de conservación para garantizar su mantenimiento y acabar con el deterioro que en la actualidad sufren algunos de ellos.

Además de las aportaciones y modificaciones que proponga la formación naranja, falta un importante detalle por decidir: si la norma se presenta como proyecto de ley del Gobierno regional o como proposición de ley del Grupo Parlamentario Popular. La segunda opción es la preferida por los empresarios, ya que permitiría acortar los plazos de su tramitación, al eludir los dictámenes del CES y el Consejo Jurídico, y podría estar aprobada incluso antes del verano.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos