El Gobierno de Toledo habla de «traición»

EPTOLEDO

La consejera de Fomento del Ejecutivo manchego, Agustina García Élez, afirmó ayer que la firma de la ministra Tejerina del trasvase es la muestra de «la traición a Castilla-La Mancha». Aseguró que «el Gobierno regional, desde que se anunció el previsible trasvase, venía intentando pararlo a través de la petición de incrementar la reserva mínima no trasvasable hasta los 510 hectómetros cúbicos», sin haber recibido respuesta por parte del Ministerio.

García Élez aseveró que «los servicios jurídicos de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha están ya trabajando en la interposición de un recurso a este nuevo ataque a los intereses de Castilla-La Mancha». En declaraciones realizadas en las Cortes regionales, la consejera dejó constancia de que el presidente manchego, Emiliano García-Page, «lo tiene muy claro: para defender el agua y los intereses de Castilla-La Mancha el primero que va a estar, por supuesto, va a ser el Gobierno regional y así lo estamos haciendo jurídicamente con los recursos».

«Consideramos -añadió- que la ley en la que se ampara el Ministerio, en la mesa de la Comisión de Explotación del trasvase, para poder firmar ese trasvase es una ley que también nos permite recurrir, porque viene a decir que hay que priorizar y garantizar los recursos a la cuenca cedente y con este trasvase no se está haciendo».

Por eso, insistió en que están pidiendo «revisar las reglas, porque, tal y como están contempladas, se ve que no funcionan». Así, recordó que, hace menos de un mes, «estábamos en situación de emergencia en los pantanos de cabecera, por lo que no se puede pretender que ahora, con un 19% de capacidad, se considere que hay agua que sobra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos