El Gobierno regional comprará 30 pisos de segunda mano para realojar a familias chabolistas

La portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo, en la rueda de prensa para informar de los asuntos tratados en el Consejo de Gobierno. /Javier Carrión / AGM
La portavoz del Ejecutivo, Noelia Arroyo, en la rueda de prensa para informar de los asuntos tratados en el Consejo de Gobierno. / Javier Carrión / AGM

La Comunidad destinará casi 1,3 millones a la adquisición de viviendas, localizadas todas ellas en el municipio de Murcia

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

La Comunidad Autónoma habilitará una partida de casi 1,3 millones de euros para comprar viviendas de segunda mano, que se destinarán al realojo de decenas de familias en situación de exclusión social que habiten infraviviendas en la Región. Así lo decidió ayer el Consejo de Gobierno, que autorizó en su reunión semanal el contrato que permitirá la adquisición de unas 30 viviendas de segunda mano por parte de la Consejería de Presidencia y Fomento.

El objetivo es «promover la integración de estas familias que ocupan infraviviendas en núcleos de chabolismo mediante la compra de viviendas para facilitar el acceso a un alojamiento adecuado y romper el círculo de exclusión a través de un proceso de acompañamiento», según indicó la portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, en la rueda de prensa posterior al Consejo.

1.300
personas viven en la Región de Murcia en unas 400 infraviviendas, según los cálculos del Ejecutivo autónomo.

En un comunicado de prensa, la Comunidad detalló de que «la familia en riesgo de pobreza es aquella cuyos ingresos, incluidas las ayudas, no alcanzan el 60% del salario mínimo, es decir, que no superan los 450 euros, y la mayoría de sus miembros son parados de larga duración. Además, no logran acceder a cuatro de estos puntos: pago del alquiler o facturas de servicios públicos; calefacción adecuada; enfrentarse a gastos inesperados, comer carne, pescado o proteínas equivalentes cada dos días; una semana de vacaciones fuera de casa; un coche; una lavadora; una televisión en color y un teléfono».

La adquisición de estas viviendas se hará mediante convocatoria pública en el término municipal de Murcia, y se valorarán en función de las características sociales del entorno de la vivienda y de las necesidades de las familias para lograr su integración social. El presupuesto destinado, de 1.275.000 euros, está cofinanciado en un 80% por Fondos Feder (1.020.000 euros) y el 20% restante (255.000 euros) corresponde a partidas propias de la Comunidad, tal y como especificó Arroyo.

Esta iniciativa se enmarca en el programa de actuación y acompañamiento al realojo de familias en situación de exclusión social y residencial cronificada, desarrollado en colaboración con ayuntamientos y entidades sociales.

El programa está incluido en la Estrategia Europa 2020, para lo que los Fondos Estructurales y de Inversión de la Comisión Europea 2014-2020 prevén la financiación de operaciones de realojo de poblaciones que habitan en asentamientos segregados para que puedan acceder a una vivienda. Según los cálculos de la propia Comunidad, en la actualidad hay unas 1.300 personas en la Región que ocupan unas 400 infraviviendas.

Más prácticas

Por otra parte, el Consejo de Gobierno dio el visto bueno al convenio que regula las prácticas no laborales para jóvenes parados en empresas de la Región, que amplía el límite de edad hasta los 29 años, anteriormente fijado en los 25, y a partir de los 18.

Estas prácticas tienen una duración de entre seis y nueve meses, siempre en centros de trabajo de la empresa interesada que estén ubicados en la Región. Los beneficiarios deben aparecer inscritos en las oficinas del Servicio Regional de Empleo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos