El Gobierno regional aspira a invertir hasta el 1,5% del PIB en I+D+i en 2021

Una investigadora en la UMU, en una imagen de archivo. /LV
Una investigadora en la UMU, en una imagen de archivo. / LV

El germen del nuevo plan de ciencia y tecnología incluye la figura del gestor de la transferencia de conocimiento en las universidades

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

Doctorados industriales, gestores de innovación y de transferencia de conocimiento en empresas y universidades y apuesta decidida por la atracción y la retención del talento. Estas son algunas de las medidas incluidas en el germen del nuevo plan de ciencia y tecnología al que la Consejería de Empleo, Universidades y Empresa está dando forma en los despachos, en lo que considera «el instrumento que va a permitir a la Región promover el cambio del modelo hacia una economía que tenga su base en el conocimiento científico y técnico, y lograr la generación de un empleo de mayor calidad y remuneración». Esta nueva herramienta del Ejecutivo de Fernando López Miras es el Plan Regional de Investigación Científica y Técnica y de Innovación de la Región que, hasta 2021, servirá para organizar las políticas públicas de apoyo y fomento de la investigación, la creatividad, la innovación y la transferencia de conocimiento desde las entidades de investigación y tecnológicas hasta los sectores productivos, y viceversa.

Aunque el plan está aún en fase embrionaria, el departamento de Juan Hernández se ha marcado ya unos objetivos fundamentales, entre los que están «colocar la investigación, la innovación, la ciencia y el conocimiento en la agenda de las políticas públicas prioritarias del Gobierno regional», lo que resulta revelador. Para ello, la Comunidad se propone «incrementar la movilización de recursos públicos y privados regionales destinados al fomento de la I+D+i con el fin de converger hacia niveles de inversión europeos». La meta del Ejecutivo murciano es alcanzar en 2021 una inversión del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) regional en investigación, desarrollo e innovación, a pesar de que la Unión Europea anima a elevar la inversión en esta materia hasta el 3% para el Horizonte 2020. El problema es que se viene de niveles muy bajos. En 2016 (los últimos datos disponibles en el Instituto Nacional de Estadística), la Región dedicó 269 millones a I+D+i, lo que representa el 0,94% del PIB. En el conjunto del país, la inversión llegó al 1,19%.

Doctorados industriales
El plan prevé la creación de programas académicos enfocados a la investigación específica en la industria y a la inversión en I+D+i en el sector privado.
La figura del gestor
Se creará la figura del 'gestor de la innovación' en empresas, y del 'gestor de la transferencia de conocimiento' en universidades, con el objetivo de «potenciar la circulación del conocimiento».
uMás talento
El Gobierno regional se propone reforzar y la atracción y retención del talento para mejorar la competitividad del tejido productivo murciano.
Más recursos
A través del plan, la Comunidad aspira a captar más fondos competitivos de investigación a nivel nacional y europeo, así como la ratio de inversión de las empresas en I+D+i.
uMás empleo
Alimentando la cultura científica de la sociedad, el Gobierno pretende aumentar las vocaciones 'STEM', reducir la brecha de género en estas profesiones y generar más empleo cualificado.

60 millones más al año

La Administración regional se modernizará gracias a la inclusión generalizada del 'big data' y la inteligencia artificial

Alcanzar el 1,5% que se propone la Comunidad supone invertir conjuntamente desde el sector público y el privado en el año 2021 aproximadamente unos 455 millones de euros. Para ello, la inversión debe crecer cada año en torno al 0,2% del PIB regional. Es decir, gastar alrededor de 60 millones de euros más cada ejercicio hasta alcanzar esos 455 millones.

Por otro lado, el plan permitirá desarrollar diferentes medidas, entre las que destacan la promoción de diversos proyectos orientados a los retos regionales más importantes. Es decir, programas «enfocados a solucionar los principales problemas sociales, medioambientales, educativos, sanitarios, etcétera, a través del análisis y la propuesta de soluciones provenientes de la investigación y la innovación regional». También se pretenden incorporar a la Administración regional sistemas de análisis masivos de datos ('big data') e inteligencia artificial que permitan «conseguir una administración innovadora en sus procesos y procedimientos».

Doctorados industriales

Una de las principales novedades esbozadas en los primeros pasos de este plan, que el Gobierno de la Comunidad espera aprobar en 2019 (a pesar de que las medidas son de aplicación para este año, en principio), son los llamados programas de doctorado industrial. Programas de formación académica, enfocados más específicamente a la industria, que facilitarán «la incorporación de personal cualificado al tejido productivo para hacer nuestras empresas más competitivas a nivel nacional e internacional, mejorando los ratios de inversión en I+D+i en el sector privado», según los primeros esbozos del plan, a los que ha tenido acceso 'La Verdad'.

Asimismo, el documento prevé durante los años de aplicación la «consolidación y mejora del programa 'Visado Talento'» que, en colaboración con la Fundación Séneca, incide en la formación, atracción, retención y consolidación de talento científico e innovador, tanto en las entidades públicas como privadas regionales.

El gestor de innovación

Entre otras medidas destacadas, el plan recoge la creación de las figuras del 'gestor de la innovación' en las empresas y el 'gestor de la transferencia de conocimiento' en las universidades. Su misión será la de «potenciar la circulación del conocimiento y la creación de productos y servicios más disruptivos, competitivos y rentables en la Región de Murcia».

Además, se potenciarán los programas de promoción de la empleabilidad en I+D+i, a través de inversión pública para la incorporación de científicos a las entidades públicas con capacidad de investigación, «reforzando así los grupos de investigación y permitiendo una mayor productividad científica». El Gobierno regional también pretende, con este plan, que las empresas murcianas adopten «las principales tecnologías emergentes y la inclusión de las tecnologías digitales y de la industria 4.0, así como el emprendimiento científico y tecnológico para convertir a la Región en un polo de innovación industrial basado en los mercados digitales y técnicos emergentes». Se trata, en definitiva, de «transformar la industria regional para que pueda ser más competitiva en los mercados tecnológicos y digitales».

Con todo ello, la Comunidad busca «modificar nuestro modelo de crecimiento económico y crear las condiciones propicias para un tipo de desarrollo distinto, más inteligente, sostenible e integrador, basado en el conocimiento y su aplicación, y la contratación de recursos humanos altamente cualificados, logrando así la generación de un empleo con mayor calidad y remuneración». Así, entre los objetivos básicos del plan están «incrementar el personal de I+D+i en los sectores público y privado (aunque aún sin porcentajes de aumento concretos); consolidar en las universidades y centros de investigación una plantilla de investigadores altamente cualificada y competitiva que permita un cambio generacional basado en la excelencia; mejorar e incrementar todos los parámetros de internacionalización, competitividad y excelencia en universidades, a través del Plan de Financiación y de los Contratos Programa, así como aumentar el número de investigadores incorporados».

El plan también busca incrementar la captación de fondos competitivos de investigación e innovación a nivel nacional y europeo, así como la ratio de inversión de las empresas en I+D+i y la colaboración entre las universidades y los centros de investigación y el sector empresarial, potenciando la creación de empresas de base tecnológica y el registro de patentes.

La ciencia en la sociedad

Pero no solo eso. El nuevo instrumento del Gobierno regional pretende ir más allá y alimentar «la cultura científica en la sociedad y el aprecio de los ciudadanos por la ciencia y el conocimiento». De hecho, el nuevo plan hará especial énfasis «en la generación de vocaciones STEM (por sus siglas en inglés 'science', 'technology', 'engineering' y 'mathematics'), que cuentan con una alta inserción laboral, así como en la reducción de la brecha de género en este tipo de profesiones, especialmente en las ingenierías».

Otro de los objetivos de este plan es «mejorar las tasas de empleo, la calidad y remuneración del mismo, a través de la creación de puestos de trabajo de alta cualificación gracias a las actividades de I+D+i en el sector productivo». Así, la Comunidad pretende hacer «especial hincapié en el apoyo a los jóvenes investigadores en las distintas etapas de su carrera, su empleabilidad, estabilización y liderazgo científico». El Gobierno también quiere lograr la implicación del tejido empresarial para conseguir un porcentaje de inversión del sector privado en I+D+i en torno al 60%, «sensibilizando sobre la necesidad y las ventajas de la inversión en estas actividades, tanto en las pymes como en las grandes empresas regionales». Porque, sin el músculo del tejido empresarial murciano, ese objetivo de inversión del 1,5% del PIB regional en el año 2021 en I+D+i caerá en saco roto.

La intención del Gobierno regional es crear el próximo mes de mayo diferentes mesas sectoriales para la discusión y mejora de las medidas, para elaborar el borrador definitivo en junio. Un año después, se abriría el período de exposición pública para recibir alegaciones y sugerencias, con el fin de aprobar el plan, previsiblemente, en septiembre de 2019.

Hernández: «Es una muestra de la apuesta por la innovación»

El consejero de Empleo, Universidades y Empresa, Juan Hernández, aseguró a 'La Verdad' que «el futuro plan es una muestra de la apuesta decidida del Gobierno de la Región por la innovación, la investigación y el desarrollo vinculado a la actividad empresarial. Esta apuesta es una de las medidas económicas más importantes, si lo que queremos es que la Región de Murcia mantenga un nivel económico equiparable a las sociedades más avanzadas, tanto del resto de España como de la Unión Europea».

Asimismo, señala que «la única forma de alcanzar niveles de prosperidad, desarrollo económico y social, es que la I+D+i forme parte muy esencial de la actividad económica y de la cultura económica de nuestra región».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos