El fiscal pide 35 años para el acusado de asesinar a dos personas con una furgoneta

Flores de recuerdo en el lugar de la carretera de El Raigueiro (Totana) en el que murió atropellada Melida Priscela, una de las víctimas del presunto asesino, Abdelwahab O. (en la esquina de la imagen). / Paco Alonso/ AGM

Abdelwahab habría actuado sin motivo aparente; arrolló supuestamente a quienes se encontró a su paso

LA VERDAD / EFEMURCIA

El fiscal ha pedido penas que suman 35 años de cárcel y una multa de 1.620 euros para Abdelwahab O., el hombre que presuntamente asesinó a un ciclista y una peatón al arrollarlos con una furgoneta robada en abril de 2015. El juicio comienza el lunes en la Audiencia Provincial de Murcia. En sus conclusiones provisionales, la Fiscalía pide también al tribunal que le condene a indemnizar a una ciclista que resultó herida.

El primero de los asesinatos se produjo el 24 de abril de 2015 en Mazarrón. Según el fiscal, Abdelwahab O. dirigió una furgoneta que presuntamente había sustraído previamente contra tres ciclistas en la carretera que conduce a la pedanía de Leiva, causando la muerte de uno de ellos, un francés de 61 años que vivía en Puerto de Mazarrón.

Apenas cuatro días después, en este caso en el municipio de Totana, el acusado arrolló presuntamente, con otra furgoneta sustraída, a Melida Priscela, una ciudadana ecuatoriana de 61 años que había dejado a sus dos nietas, de 4 y 9 años, en casa para dar un paseo por la cuneta de la carretera de El Raigueiro. Las heridas provocadas por el brutal impacto le causaron la muerte media hora después. Melida vivía en Totana desde hacía seis años con su familia.

Melida Priscela, una vecina ecuatoriana de 61 años, había dejado a sus dos nietas en casa para dar un paseo. En el camino fue brutalmente embestida; murió poco después

Palizas a ancianos

El Ministerio Fiscal señala que el procesado cometió estos hechos de forma inesperada y sin motivo aparente, ya que no conocía a las víctimas. Abdelwahab O., de 31 años de edad, se lanzó a una enloquecida carrera en abril de 2015 que le llevó no solo a protagonizar supuestamente los dos atropellos, sino que además se le acusa de haber propinado palizas a varias personas que, durante aquellos días, tuvieron la mala suerte de cruzarse en su camino.

El día anterior al primero de los crímenes, Abdelwahab O. habría atacado a un anciano en la pedanía mazarronera de Los Rincones. La víctima contó a 'La Verdad' que se lo encontró agachado en un arbusto, y que después le atacó por la espalda. «Sentí un palo muy fuerte y caí al suelo», narró.

La Guardia Civil terminó deteníendolo pocos días después, gracias a las investigaciones que se iniciaron tras el primer atropello mortal. Primero se determinó su presunta autoría del homicidio de Totana, y después se le imputó también la muerte de Mazarrón. Fue internado en la prisión de Sangonera la Seca, desde donde el lunes será trasladado para la apertura del juicio en la Audiencia Provincial de Murcia. Se enfrenta a una pena de prisión de 35 años por ambos asesinatos, de acuerdo a la calificación del ministerio fiscal. Falta por conocer las valoraciones de la defensa y las acusaciones particulares.

Fotos

Vídeos