Cs facilita el techo de gasto pero se niega a apoyar el Presupuesto

Miguel Sánchez. /LV
Miguel Sánchez. / LV

«No vamos de farol. Hasta que el PP cumpla todas nuestras enmiendas de este año, no habrá negociación», avisa Miguel Sánchez

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Vía libre para que el Gobierno regional inicie la tramitación parlamentaria de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018, aunque por ahora carece de garantías de que pueda sacarlos adelante al primer intento. Una vez más, Ciudadanos (Cs) se convirtió ayer en aliado del Partido Popular (PP) para aprobar en la Asamblea Regional el techo de gasto para el año próximo, que se situará en 4.529,6 millones de euros. Sin embargo, advirtió de que no apoyará el proyecto de presupuestos mientras el Ejecutivo siga sin ejecutar sus enmiendas a las cuentas de este año, cuyo grado de cumplimiento fue situado en el 27% por el portavoz de la formación naranja, Miguel Sánchez.

«Que nadie piense que vamos de farol. Hasta que cumplan todas las enmiendas, no nos sentaremos a negociar con el PP los Presupuestos de 2018. Ya les hemos dicho que no nos acosen», reveló Sánchez.

4.529,6
millones de euros es el límite máximo de gasto no financiero del presupuesto de 2018.
0,4%
del PIB regional es el objetivo de déficit de la Comunidad para el próximo ejercicio.

Pese a la advertencia, con su abstención, Cs facilitó al Grupo Popular la aprobación del límite máximo de gasto no financiero para 2008, que supone 271 millones más que hace un año (6,4%). El PSOE y Podemos votaron en contra.

El consejero de Hacienda, Andrés Carrillo, explicó que los ingresos aumentarán en 289 millones de euros por la mayor recaudación de impuestos. Durante su intervención ante el Pleno, hizo hincapié en que el sistema de financiación autonómica «perjudica claramente a la Región, pero debido al crecimiento económico aporta más recursos que nunca».

En el capítulo de ingresos tributarios, Carrillo resaltó la bajada en unos 25 millones por la eliminación del impuesto de Sucesiones y Donaciones. La otra rebaja importante, de seis millones, es la ampliación de la deducción por la compra de material escolar y libros.

El objetivo de déficit para el próximo ejercicio se situará en el 0,4%, aunque los portavoces de la oposición coincidieron en que no será posible cumplirlo. «Asistimos a un paripé en el que se presupuestan unas cifras que no se cree ni el propio consejero, que trae unos presupuestos inflados», dijo Ángel Rafael Martínez, del PSOE.

Óscar Urralburu, de Podemos, denunció que el techo de gasto se viene incumpliendo sistemáticamente y vaticinó que 2018 acabará con un desfase negativo superior a los 800 millones de euros.

El diputado del PP Domingo Segado destacó el realismo del techo de gasto, favorecido por la «recuperación económica, que es una realidad».

Fotos

Vídeos