Extreman los controles para frenar el avance del 'ébola del olivar' a los cultivos murcianos

Un técnico realiza una prueba a una muestra de aceitunas congeladas afectadas en Italia.
Un técnico realiza una prueba a una muestra de aceitunas congeladas afectadas en Italia. / La Verdad

La detección de un foco de la bacteria que aniquila almendros, olivos, viñedos y cítricos en Guadalest alerta a los agricultores, que exigen ayudas del Ministerio

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

El desembarco en la Península de la 'Xylella fastidiosa', la bacteria causante de la plaga que aniquila almendros, olivos, cítricos y viñedos en todo el mundo, ha activado las alarmas. La detección de un foco aislado en Guadalest (Alicante) ha intensificado las medidas de control y profilaxis en la Región, donde los agricultores y la Administración extreman la prevención frente a la letal plaga, con focos en España, Francia, Italia y Alemania.

El control, la vigilancia y la profilaxis son las únicas armas para frenar el avance y evitar que la bacteria, conocida como el 'ébola del olivar', alcance los cultivos murcianos. Una vez declarada la infección, no hay más alternativa que arrasar con la parcela en cuestión y todo el material vegetal potencialmente afectado a 100 metros a la redonda. Ante ese panorama, la Consejería de Agricultura intensificará la vigilancia y el control, ya activos, esta misma semana, según informaron ayer los técnicos de la Administración a los miembros de la Mesa Autonómica de Sanidad Vegetal, integrada por productores y sindicatos agrarios.

A las inspecciones de prevención realizadas hasta la fecha -el consejero de Agricultura detalló que ya se han tomado más de 200 muestras en plantaciones que mostraban algún síntoma y en plantaciones asintomáticas, y se han llevado a cabo prospecciones sobre una superficie cercana a las 5.000 hectáreas de almendro y cítricos- se sumarán esta misma semana las inspecciones de la Guardia Civil a las mercancías de los vehículos que transporten esquejes y plantas de vivero, que son el medio de contagio. En cuanto se detecte algún posible foco de contagio, las pautas de actuación son taxativas: «La única solución es arrasar la parcela y todo el material vegetal potencialmente afectado a 100 metros a la redonda. Al mismo tiempo que se inspecciona un perímetro mayor, de 10 kilómetros desde el foco inicial, en busca de nuevos casos. Todos los productos de viveros ubicados en ese entorno se inmovilizan y se tratan de forma preventiva con productos fitosanitarios contra los insectos que transmiten la bacteria», detalló ayer el director general de Agua, Agricultura, Ganadería y Acuicultura, Francisco González.

EN ALERTA

Alfonso Gálvez. Secretario general de Asaja
«Preocupa mucho porque los efectos son catastróficos. El cuidado en la prevención debe ser extremo, y los controles, máximos»
Francisco González. Director general de Agricultura
«Estamos haciendo controles de forma permanente, y esta semana la Guardia Civil los hará también de los transportes»
Ana Asensio. Apoexpa
«No tenemos más armas que la profilaxis, porque en cuanto se detecta, ya no hay remedio. La divulgación es clave»
Pedro García. Coag
«Va más rápido de lo que pensábamos. Las ayudas son básicas para que los agricultores no tengan miedo a avisar cuando detecten un foco»

La amenaza preocupa, y mucho, a los productores murcianos, alertados por la cercanía de Guadalest y por los letales efectos que tendría el contagio a sus cultivos. «El peligro es cierto, y los efectos del contagio, demoledores, por eso es vital la labor de información y divulgación a los agricultores», insistió tras el encuentro Pedro García, del sindicato agrario Coag, quien demandó al Ministerio de Agricultura el establecimiento de ayudas para los agricultores que puedan verse afectados. «El terreno queda baldío, y las pérdidas pueden ser tremendas. Además, si los productores tienen la garantía de que dispondrán de ese apoyo, tendrán menos reparos en declarar un contagio», insistió ayer Gómez.

El consejero de Agricultura, Francisco Jodar, informó además a los productores y técnicos de que el Laboratorio Agroalimentario y de Sanidad Animal de El Palmar ha adquirido un nuevo sistema para la identificación secuencial de la 'Xylella fastidiosa' para evitar que esta bacteria se propague por la Región. La aproximación desde la provincia vecina de la bacteria será analizada también el próximo viernes en unas jornadas técnicas.

No hay cura

Detectado en Italia en 2013, el 'ébola del olivar' ya ha arrasado un millón de olivos en ese país. La 'Xylella fastidiosa' carece de cura, y seca en tiempo récord los árboles porque ataca los vasos por donde circula la savia. El salto de la letal enfermedad a la Comunidad Valenciana se registró a principios de mes, cuando se localizó el primer brote en la Península en una parcela de almendros en el municipio de Guadalest, en el interior de Alicante.

En Murcia, la Consejería de Agricultura redoblará los esfuerzos, aunque de momento, las últimas muestras de almendros tomadas en la zona del Campo de Cartagena y Yecla han dado resultados negativos en los análisis realizados en el Laboratorio Agroalimentario. La también llamada 'peste de los olivos' se transmite a las plantas por los insectos que se alimentan de la savia. No solo afecta a esas plantaciones. Además se ceba con cítricos y almendros, dos cultivos con peso en las economías productivas de la huerta de Murcia, el Noroeste, el Campo de Cartagena y el Altiplano. Las prospecciones y los controles abarcan no solo a las plantaciones agrícolas. En las últimas semanas se han ampliado a los productores, comerciantes e importadores de material vegetal, así como a los espacios forestales, parques, jardines y autovías, donde se encuentran muchas especies sensibles, como es el baladre que se planta en las medianeras de las autovías, o el romero.

La bacteria ataca con gran virulencia los árboles leñosos mediterráneos como el olivo, el almendro, la vid, el ciruelo, el melocotón o el naranjo y el limonero, insistieron ayer los agricultores, quienes alertaron de que la situación de sequía empeoraría los efectos.

Fotos

Vídeos