Los expropiados de Corvera denuncian que aún no han cobrado después de 10 años

Manifestación de los expropiados por las obras del aeropuerto, en el año 2010./Juan Leal
Manifestación de los expropiados por las obras del aeropuerto, en el año 2010. / Juan Leal

La Consejería contesta que el juzgado debe determinar la responsabilidad de la Administración para pagar la deuda

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Han pasado diez años y muchos aún no han visto un euro. Casi un centenar de afectados por las expropiaciones de los terrenos del aeropuerto de Corvera siguen batallando en los tribunales, afrontando elevadas costas judiciales, y olvidados por el Gobierno regional. La plataforma de afectados denuncia incluso que la Administración autonómica ni siquiera ha abonado las indemnizaciones fijadas hace más de un año por el Tribunal Superior de Justicia. La indignación de los expropiados crece al ver que el aeropuerto puede abrir sus puertas este año mientras ellos siguen sin cobrar, aunque sea a regañadientes, por unos terrenos que consideran que fueron infravalorados.

La Consejería de Presidencia y Fomento explicó ayer que «es necesaria la declaración expresa judicial que determine la responsabilidad de la Administración para reconocer la deuda y proceder al pago».

La pelota está en el tejado del Gobierno regional, a quien le toca pagar las indemnizaciones tras la marcha de la anterior concesionaria Aeromur. Esta quedó fuera, como parte demandada, de los recursos presentados ante el TSJ, por lo que todas las obligaciones han recaído en las arcas autonómicas, que tendrán que desembolsar 22 millones de euros por los terrenos, según las estimaciones iniciales de la Consejería de Fomento. La superficie expropiada se extiende sobre 3,2 millones de metros cuadrados en los municipios de Murcia y Fuente Álamo.

Plataforma: «Somos los grandes olvidados y nos han privado de nuestros bienes y derechos»

Clamor de los afectados

Los terrenos, en su mayor parte catalogados como regables y provistos de concesiones de agua, fueron ocupados en junio de 2008 para construir el aeropuerto, y desde entonces los afectados denuncian que no han cobrado ni el precio que fijó el Jurado Provincial de Expropiación Forzosa, que estipuló que debía abonarse 6,81 euros por metro cuadrado. «No nos han pagado las cantidades de los expedientes judicializados y tampoco de los del Jurado de Expropiación. Somos los grandes olvidados por la Administración y nos han privado de nuestros bienes y derechos», declaró ayer María José Rabal, portavoz de la plataforma de afectados. «Lo más duro para muchas familias es que tienen que hacer frente a los préstamos que pidieron para comprar sus terrenos y sus casas, que fueron expropiados, y atraviesan una situación económica difícil».

Muchos afectados han perdido los recursos, pero siguen sin recibir el dinero del justiprecio

Rabal considera que tienen derecho a recibir los intereses de demora que se han ido acumulando en los diez últimos años. El clamor de la plataforma se basa en que hasta ahora no ha cobrado ningún afectado. La obligación de pago fue de la anterior concesionaria Aeromur, liderada por Sacyr, pero la rescisión del contrato provocó un mayor retraso en el largo proceso expropiatorio. La mayoría de los afectados, propietarios de unas 150 parcelas, recurrió al TSJ, al estar disconformes con la tasación que hizo el Jurado Provincial de Expropiación Forzosa. Reclamaron 15 euros por metro cuadrado, más del doble de lo que estableció dicho Jurado, pero ahora comprueban cómo el TSJ está rechazando sus recursos, con el añadido de que se ven condenados al pago de las costas judiciales. En muchos casos, el alto tribunal se ciñe al justiprecio del Jurado de Expropiación. Otros recursos sin embargo han sido admitidos y se ha elevado el valor de los terrenos.

Según la plataforma, los únicos que cobraron las indemnizaciones fueron los dueños de los terrenos ocupados para construir los accesos y las infraestructuras anexas al aeropuerto. Y lo hicieron gracias a que se trataba de obras ejecutadas por la Comunidad y no por Aeromur. Pero los terrenos propios del aeropuerto son otro cantar. Aeromur ofreció 1,41 euros por metro cuadrado, cinco veces menos del precio estimado en el plan Director del Aeropuerto. Y ahí empezó el problema. La plataforma teme que algunos afectados que recurrieron al TSJ tengan que pagar por las costas judiciales más dinero del que les corresponde por sus terrenos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos