Los expertos afirman que el 70% de los alérgicos al polen en la Región lo son también al olivo

Un olivo centenario en cieza./Javier Carrión / AGM
Un olivo centenario en cieza. / Javier Carrión / AGM

Joaquín Sartre, presidente del SEAIC, confirma que «la contaminación hace más agresivos a los pólenes» y que el cambio climático «está modificando el calendario de floración y el tiempo de las estaciones»

EFEMurcia

El 70% de los alérgicos al polen en Murcia lo son al olivo, según se dio a conocer este jueves en el simposio internacional 'Aerobiología, contaminación y cambio climático', que se celebra hasta el viernes en el auditorio Víctor Villegas de Murcia, organizado por la sociedad profesional SEAIC, informa la organización.

El doctor Juan Carlos Miralles, coordinador del Comité Organizador del simposio, calcula que el 30% de los murcianos tienen rinoconjuntivitis, y, entre éstos, los alérgicos a pólenes aumentaron desde un 66% en 2005 hasta un 74% en 2015.

En la Región de Murcia, los pólenes más prevalentes son los de olivo (70% de los alérgicos a pólenes), de amarantáceas (45%), gramíneas (38%) y parietaria (25%).

«Hay olivos repartidos por todo el territorio murciano», recalca Miralles. «Aunque son muy frecuentes en localidades del interior, los cultivos de olivo están desde el nivel del mar hasta una altura de 1.000 metros», comentó.

«Los hay en el Valle del Guadalentin, Alhama, Totana, Lorca, Calasparra, Moratalla, Caravaca, Abanilla... están por todos sitios, desde todas las huertas tradicionales hasta en las rotondas de las ciudades», apunta.

En Murcia es especialmente relevante la alergia a la proteína transportadora de lípidos (LTP) y algunas de las frutas que acumulan más LTP son, por ejemplo, el melocotón, la fresa, la manzana, la cereza, el melón o la ciruela, pero también está presente en otros vegetales (lechuga, judías verdes) o incluso en los frutos secos.

«La Región de Murcia tiene una buena red de alergólogos y en todos los hospitales hay una Unidad de Alergología. Ciertamente la necesitan», insiste el doctor Joaquín Sastre, presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

«Esta zona tiene unas características climáticas que hace que tengan gran diversidad de alérgenos en el ambiente, como los ácaros, y una gran cantidad de pólenes alergénicos como cupresáceas, platanero, gramíneas, salsola, artemisa, olivo y asociado a esto aparecen ciertos tipos de alergia a alimentos, sobre todo vegetales, por la reactividad cruzada», agregó.

«Sabemos que la contaminación hace más agresivos a los pólenes y que el cambio climático está modificando el calendario de floración y el tiempo de las estaciones», detalla Sastre.

«Tal vez, la solución más satisfactoria a largo plazo para reducir la polución del aire debe ser a través de la eliminación de combustibles contaminantes y mediante iniciativas que promuevan una mayor conciencia social entre los ciudadanos, como fomentar el uso del transporte público y la bicicleta», concluye el experto.

Fotos

Vídeos