Un exmagistrado denuncia a Puigdemont por «sedición»

José María Illán pide a la Audiencia Nacional que investigue a los líderes independentistas por desobediencia y prevaricación

LA VERDADMurcia

Un juez retirado, José María Illán, presentó el pasado miércoles en el cuartel de la Guardia Civil de Cartagena una denuncia por sedición, desobediencia, prevaricación y resistencia -entre otros presuntos delitos- contra los principales líderes independentistas catalanes. Illán solicita a la Audiencia Nacional que investigue las actuaciones del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y del mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, entre otros.

El exmagistrado considera que la organización y celebración del referéndum ilegal, así como la declaración suspendida de independencia, pueden ser constitutivos de «un delito de sedición», desobediencia, resistencia y prevaricación. También apunta a un «delito de odio», traición y contra la independencia del Estado.

Illán señala la actuación de Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, y de Jordi Cuixart, de Omnium Cultural, durante el registro de la Conselleria de Economía en Barcelona el pasado 21 de septiembre. Ambos líderes, «subidos a un coche de la Guardia Civil», animaron a los manifestantes a continuar la protesta, que terminó con el destrozo de los vehículos. «Algunos de los congregados pincharon ruedas y destrozaron diversos coches patrulla de la Guardia Civil, e impidieron a sus agentes y del Cuerpo Nacional de Policía, y a los integrantes de la comisión judicial, abandonar los edificios tras los registros efectuados», relata el juez retirado.

La denuncia se hace también eco de las protestas en la sede del Partit del Socialistes de Catalunya (PSC), donde «se llegó a agredir a militantes», y en otros lugares, como las imprentas donde la Guardia Civil requisó material relacionado con el referéndum ilegal.

«La finalidad inmediata de las personas que protagonizaron» estos actos «estaba orientada a impedir que funcionarios de la Administración de Justicia y de las Fuerzas de Seguridad pudieran desarrollar sus funciones», subraya el texto. También se acusa a Josep Lluis Trapero de «un plan premeditado» para «obstaculizar la actuación» de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante la jornada del referéndum. Algunos 'mossos' «incluso ayudaron a introducir urnas en los denominados colegios electorales».

Por su lado, la Asociación Justicia Real, con sede en Murcia, ha solicitado a través del abogado Fermín Guerrero Faura que se le permita personarse, como acusación popular, en la causa que se instruye en la Audiencia Nacional contra el mayor de los Mossos, José Luis Trapero, por supuesta sedición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos