Dos exdirectivos de Adif reiteran a la juez que se les instó a no actuar tras recibir la denuncia del fraude

Gonzalo Ferre, a la izquierda, junto a su abogado, a su llegada a la Ciudad de la Justicia el pasado día 21. / Edu Botella / AGM

Gutiérrez Blanco: «Gonzalo Ferre, o alguien, me dijo que no hiciera nada ya que había una investigación en marcha»

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

«Recibí entre el 7 y el 11 (de noviembre de 2014) la instrucción del director general (de Adif) de no realizar actuación alguna, de que no investigara ya que existía un procedimiento judicial». Javier Gallego, exdirector de Proyectos y Construcción de Adif y que llegó a ocupar más tarde el cargo de director general de ese ente público, admitió la pasada semana ante la juez de Instrucción número 9 de Murcia su inacción frente a un informe, redactado en 2013, en el que ya se alertaba de un posible fraude millonario en las obras del AVE a Murcia. Gallego vertió la responsabilidad sobre quien en ese momento era director general, Antonio Gutiérrez Blanco, quien en apariencia habría argumentado que ya había diligencias judiciales abiertas sobre ese asunto y que no era conveniente realizar gestiones para no afectar a la investigación.

Con sus manifestaciones, realizadas en calidad de investigado/imputado, Gallego venía a confirmar la versión que en su día ofreció un directivo de una empresa externa encargada de fiscalizar las obras del AVE, GPO Ingeniería, en el sentido de que había detectado que algunas partidas presupuestarias se estaban inflando artificialmente y que otras, directamente, se estaban facturando pese a no haberse llegado a ejecutar. Un aparente fraude del que habría informado personalmente a Javier Gallego en noviembre de 2014.

A su vez, quien en esa época ocupaba el cargo de director general, Antonio Gutiérrez Blanco, avaló igualmente los datos que demuestran que la cúpula de Adif tuvo un conocimiento temprano de la malversación de fondos públicos y se limitó a cruzarse de brazos. «El informe de GPO se puso en conocimiento de Javier Gallego, que fue quien me lo trasladó a mí», ratificó el pasado día 20 ante la juez Olga Reverte. Y añadió que «lo habitual es que yo se lo dijera al presidente de Adif, Gonzalo Ferre, aunque en este caso no lo recuerdo». Sí añadió que «el señor Ferre, o alguien, me dijo que no hiciera nada, ya que existía una investigación en marcha».

El expresidente de Adif insiste en que nada supo hasta 2016 de un informe sobre partidas infladas

Pese a las dudas apuntadas sobre quién pudo darle tal indicación, en una anterior declaración ante la Guardia Civil y Aduanas, Gutiérrez Blanco admitió que solo Ferre estaba en disposición de darle órdenes, mientras que la secretaria general de Adif, Alicia Portas, solo podía darle «recomendaciones». Una circunstancia que define mucho más de dónde pudo llegarle la instrucción de no actuar.

El propio Gonzalo Ferre, expresidente de Adif, en la actualidad ya jubilado, se sintió personalmente señalado por esas manifestaciones de quien fue su directo colaborador. «Desconozco por qué Antonio Gutiérrez Blanco hace esas declaraciones; no he tenido discrepancias con él fuera de lo normal», explicó en el juzgado el pasado día 21, cuando cerró la serie de comparecencias de antiguos altos cargos investigados en estas diligencias.

Ferre insistió en que no tuvo conocimiento del informe de GPO Ingeniería hasta 2016 y que entonces exigió a sus subordinados que mostraran la máxima colaboración con el juzgado. «El informe de José Luis Monter (directivo de GPO) de junio de 2013 no se le proporcionó a Adif en noviembre de 2014, tal y como se dice, por lo que no di ninguna instrucción al respecto», aseguró. Una declaración que ya se ha demostrado errónea, cuando menos, pues tanto Javier Gallego como Antonio Gutiérrez Blanco han admitido que conocían el documento desde tal fecha.

Temas

Adif

Fotos

Vídeos