Estrella de Levante implanta un plan de mejoras basado en la ecoeficiencia

Sistema especial de luz solar en la nave de envasado de latas de Estrella de Levante./E.L.
Sistema especial de luz solar en la nave de envasado de latas de Estrella de Levante. / E.L.

La cervecera apuesta por el uso de recursos de proximidad y por prevenir la contaminación en el ciclo de vida de sus productos

EFQMurcia

. El cambio climático y la escasez de recursos son dos de las principales preocupaciones de la sociedad actual, de ahí que la industria de la alimentación y bebidas, como primer sector industrial del país, se enfrenten a riesgos y oportunidades en materia de sostenibilidad, siendo cada vez más importante tener en cuenta los impactos ambientales a lo largo de la cadena de valor.

La sostenibilidad no es un área de trabajo, sino una marca de identidad que forma parte de la estrategia y estructura de la compañía. Asimismo, uno de los pilares en los que Estrella de Levante viene sustentando su compromiso con ella es la ecoeficiencia, que consiste en producir lo mismo, pero consumiendo menos recursos naturales y generando menos emisiones y residuos.

En este sentido, los ejes principales de la política medioambiental de la cervecera murciana se basan en impulsar la sostenibilidad en todas sus actividades; favorecer el uso de recursos de proximidad (95% de proveedores en la península); minimizar el impacto ambiental y prevenir la contaminación contemplada desde todo el ciclo de vida de sus productos y servicios; impulsar las actuaciones destinadas a reducir, reutilizar y reciclar y apoyar la adquisición de bienes y productos energéticamente eficientes.

Estrella de Levante dispone de la certificación ISO 14001 desde hace casi 20 años y ha conseguido que el consumo de agua se reduzca desde al año 2008 un 65%, lo equivale al consumo de ocho días de una ciudad como Murcia. De la misma manera, se ha logrado reducir un 65% el gasto de gas y un 35% el de electricidad, lo que unido a que toda la energía eléctrica que se compra es de origen renovable, permite reducir un 53% sus emisiones de CO2.

Murcia cuenta con más de 3.000 horas de sol al año. Para aprovecharlas, la compañía ha instalado un sistema especial de luz solar en su nave de envasado de latas con un consumo de energía 0. En el resto de la fábrica, y en las zonas donde la luz natural no es posible, la iluminación tradicional ha sido sustituida por bombillas led y fluorescentes de bajo consumo.

Siguiendo con esta estrategia de reducción de emisiones, la entidad acaba de realizar una instalación solar de autoconsumo con una potencia instalada de 245,8 kWp y una producción estimada de alrededor de 374.900 kWh. Siendo este proyecto pionera en la Región de Murcia por tener más de 100 kW instalados en régimen de autoconsumo. El control sobre la instalación es total, gracias a los distintos sistemas de monitorización a través de dispositivos móviles.

Dado que el consumo en la fábrica está ya muy optimizado, el esfuerzo para los próximos años se dirige hacia el campo de cultivo. En 2014, Estrella de Levante fue la primera empresa de España en obtener la certificación del cálculo de la huella hídrica. Se trata de un indicador global de la apropiación de los recursos de agua dulce. En este caso, para la elaboración de cerveza se define como el volumen de agua consumido tanto de forma directa en el propio proceso como de forma indirecta a lo largo de su cadena de suministro, incluyendo materias primas y envases

La sociedad presta atención cada vez más al valor comercial y social de las estrategias basadas en reutilizar y reciclar recursos, moviéndose hacia lo que se conoce como una 'economía circular'. Este enfoque replantea el modelo económico tradicional de tomar decisiones y prevé un nuevo modelo que es regenerativo por diseño. La economía circular es un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía. El desarrollo de la economía circular ayuda a disminuir el uso de los recursos, a reducir la producción de residuos y a limitar el consumo de energía.

Se estima que la transición a la economía circular podría desbloquear 4,5 billones de dólares de crecimiento del PIB en todo el mundo para 2030. Los beneficios sociales también son numerosos, lo que facilita albergar, alimentar y vestir a los 8.500 millones de personas que se espera que habiten el planeta en esa fecha.

Sobre esta base, en Estrella de Levante se trabaja para poner en marcha iniciativas con las que conseguir que los subproductos generados en la elaboración de su cerveza puedan convertirse en recursos valiosos para otros que, a su vez, puedan incorporarlos a su ciclo de producción en cualquiera de sus fases.

Por ejemplo, en el proceso de elaboración de cerveza se producen 26.000 toneladas anuales de bagazo, un subproducto orgánico fruto de la cocción de la malta y el arroz que, en lugar de ser desechados, son reutilizados al 100%. En este sentido, Estrella de Levante suministra este bagazo a numerosas granjas para alimentación animal, principalmente vacuno, gracias a su alto contenido proteico. También se reutilizan materiales como el papel o el cartón de las oficinas, de los envases, etc., el plástico de palés y cajas retornables, el vidrio de las botellas y los barriles retornables -especialmente en hostelería-, los envases de plástico de materiales auxiliares, agua de diferentes usos, maderas de palés o el biogás que se produce en la depuración de las aguas residuales. Algunos ejemplos concretos son las cajas de cartón que se utilizan, fabricadas con cartón 100% reciclado, o el plástico utilizado para el cultivo en invernaderos, que se reutiliza para cubrir los palés de cajas de botellas retornables.

Finalmente, el tercer aspecto clave es el reciclaje. En este sentido, actualmente se valoriza el 99% de los residuos que generan. Asimismo, internamente apuesta por colaborar con asociaciones u organizaciones no gubernamentales para el reciclaje de tapones, ropa usada, libros, etc.

En cuanto a los consumidores, es precisamente a través del reciclaje la mejor modo de contribuir más a la preservación del medio ambiente, depositando los envases de las cervezas en los contenedores específicos.

En busca de la innovación

Gracias a la buena acogida de la economía circular, Estrella de Levante continúa desarrollando proyectos de innovación que permitan abrir otras líneas de negocio con sus subproductos. Así, colabora con investigadores murcianos de prestigio como Carlos García-Izquierdo, del Cebas-CSIC, para la elaboración de bioenmiendas para el suelo, y con María Ángeles Esteban, de la UMU, para elaborar un complemento alimenticio para las doradas de piscifactoría a partir de las levaduras sobrantes.

«En Estrella de Levante siempre hemos pensado que nuestro camino hacia el éxito en materia de sostenibilidad no sólo lo marca lo que hacemos, sino también el cómo lo comunicamos. Por eso hemos apostado por hacer distintas publicaciones en prensa, participar en foros y elaborar un vídeo que resuma todas las actuaciones en materia de sostenibilidad y ecoeficiencia que hemos implementado. Con esta estrategia, queremos hacer partícipe al consumidor responsable de nuestra estrategia de sostenibilidad global y estamos encantados de que pueda servir de guía para otras empresas y en general a la sociedad», explican desde la dirección de la empresa.

El músculo de la cervecera

El avance de Estrella de Levante en el terreno de la ecoeficiencia y la sostenibilidad va íntimamente ligado al esfuerzo de sus empleados. Gracias a un plan de formación continuo, Estrella de Levante cuenta con una plantilla concienciada con la calidad y el trabajo seguro, al tiempo que mantiene un fuerte compromiso con el medio ambiente. De hecho, muchos de ellos van a trabajar en bicicleta gracias al convenio firmado con el Ayuntamiento de Murcia y participan de manera proactiva proponiendo múltiples propuestas de mejora a través de un buzón de sugerencias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos