Espíritu del 78 para el cambio

En primer plano, el fiscal Superior, José Luis Díaz Manzanera; el jefe superior de Policía Nacional, Cirilo Durán, y el teniente coronel jefe de operaciones de la Guardia Civil, Diego Mercader, en San Esteban, tras recibir los premios en el aniversario de la Constitución./N. García / AGM
En primer plano, el fiscal Superior, José Luis Díaz Manzanera; el jefe superior de Policía Nacional, Cirilo Durán, y el teniente coronel jefe de operaciones de la Guardia Civil, Diego Mercader, en San Esteban, tras recibir los premios en el aniversario de la Constitución. / N. García / AGM

El jefe del Ejecutivo autónomo, la presidenta de la Asamblea y el delegado del Gobierno se expresan a favor de una modificación de la Constitución

JORGE GARCÍA BADÍAMurciaGREGORIO MÁRMOLCartagena

La necesidad de actualizar la Carta Magna y el desafío independentista de Cataluña marcaron ayer el acto conmemorativo del XXXIX Aniversario de la Constitución Española. El presidente regional, Fernando López Miras, subrayó su intención de «seguir defendiéndola» y de «mejorarla» y afirmó que para iniciar esa reforma hay que apostar por el «espíritu del 78» y por el consenso, «sin rencores» entre territorios. «Ningún español es mejor por haber nacido en una u otra comunidad».

López Miras pidió que esa reforma constitucional incluya «un artículo 155 del agua», porque el Estado «debe garantizar el acceso a ese recurso». En los corrillos posteriores a la entrega de distinciones celebrada en el Palacio de San Esteban, la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, enumeró apartados de la Constitución que necesitan «una adaptación a la España de 39 años después», y subrayó que habría «que mirar con mucho cuidado el título VIII (de la organización territorial) y otra serie de aspectos que habrá que cambiar y que tienen que ver con el Senado, como cámara de representación territorial».

También señaló que es necesario «incluir nuevos derechos de los españoles» y revisar el estado de las autonomías «para que sigan existiendo diferencias territoriales, pero sin diferencias de derechos». Peñalver estimó que La Moncloa tendría que abordar la reforma de la Carta Magna pasadas las elecciones de Cataluña. Precisamente, en su alocución, el presidente López Miras fue contundente al referirse al referéndum catalán del 1 de octubre como «un ataque sin precedentes desde un gobierno autoritario, que no respetó las leyes, ni las resoluciones judiciales y que tan sólo buscaba romper España». El delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, también fue tajante al afirmar que el artículo 155 puso «a todo el mundo en su sitio» después del «golpe de estado del secesionismo». La defensa de la Nación volvió a quedar patente en la entrega de distinciones, ya que este año se sustituyó la tradicional placa por el escudo de España.

La Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca recogió el premio por el impacto internacional que está teniendo el Año Jubilar, y doce asociaciones e instituciones fueron premiadas por su reacción ante la oleada de pateras que dejó 650 inmigrantes: Cruz Roja, Cáritas, Capitanía Marítima, Autoridad Portuaria, Colegio de Abogados de Cartagena, Guardia Civil, Policía Nacional, Armada Española, Fiscalía Superior, Tribunal Superior de Justicia, Ayuntamiento de Cartagena y Consejería de Familia.

Fuentes de la Policía Local de Cartagena expresaron ayer su malestar por haber sido excluidos de este reconocimiento, pese a que los días de la oleada se hicieron cargo de toda la seguridad ciudadana para 'liberar' a la Policía Nacional, y lo atribuyeron «a razones políticas».

Sucesión en la Corona

Bernabé no habló de cambios en la Constitución en su discurso, pero al término del acto reconoció que «en algunas cosas se puede hablar de actualizaciones, como la sucesión de la Corona, para que las mujeres puedan acceder a la Jefatura de Estado». Pero precisó que otros asuntos, como el nuevo modelo territorial, requieren «una reflexión muy profunda; no podemos premiar los comportamientos ilegales».

La Comunidad Autónoma entregó un premio por «la defensa de la Constitución» a la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Arquitectos estudian ampliar la capacidad del CIE de Sangonera

La pasada oleada de pateras acaparó buena parte del discurso del delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, quien apostó por «el 'efecto puerta cerrada'» como respuesta, «respetando siempre la normativa de extranjería y los derechos humanos». Bernabé avanzó que se están elaborando «unas directrices de coordinación» entre las fuerzas de seguridad y las ONG. También se está estudiando ampliar las 120 plazas del CIE ubicado en Sangonera la Verde: «Técnicos del Ministerio están viendo la posibilidad, pero todavía no nos han respondido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos