La ITV de Espinardo se desborda con colas que llegan hasta la carretera

Una gran hilera de vehículos espera su turno, a mediodía, para pasar la ITV en Espinardo. / Nacho García / AGM

Conductores se ven obligados a esperar hasta tres horas para la inspección de sus vehículos por la gran afluencia de estos meses

MARÍA AGUILARMURCIA

«Tiempo de espera: 2 horas 26 minutos». Así rezan las pantallas de la ITV de Espinardo pasadas las doce del mediodía; por lo que los conductores que tienen que pasar la inspección en estos días, o que han retrasado su cita hasta ahora para tener sus coches a punto para las vacaciones, se ven obligados a esperar durante horas debido a la gran afluencia de vehículos en los meses de verano. El calor y el sol de estos días, además, hacen mella en los ánimos de aquellos que tienen que aguardar a la intemperie estas interminables colas.

Para hacer frente a la gran cantidad de vehículos durante los meses estivales, la ITV de Espinardo aumenta su horario de trabajo desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche. Para los usuarios, sin embargo, parece no ser suficiente y continúan quejándose por las enormes hileras de coches y el tiempo de espera que tienen que soportar. Isabel Palma, una de las conductoras desesperadas, asegura que es la primera vez que ha tenido que esperar tanto tiempo: «Hoy ha sido el récord».

Las técnicas para evitar las colas son de lo más variadas. Hay conductores, los más madrugadores, que optan por llegar antes incluso de que se abran las puertas para poder marcharse lo antes posible. Por el contrario, los hay que prefieren esperar hasta las últimas horas del día, cuando ya apenas quedan coches, para tratar de hacerse un hueco antes de que termine la jornada. Aunque, por supuesto, ni los madrugadores ni los rezagados se libran de una pesada cola.

Ni los madrugadores ni los más rezagados se libran de hacer cola durante estas fechas

Otros usuarios comentan que, además, el principal problema de esta ITV es que, al anunciar por megafonía las matrículas de los vehículos, a veces no se sigue el orden estricto de entrada y se llegan a producir embotellamientos en los que los vehículos no pueden girar o avanzar. Con los ánimos ya caldeados por las altas temperaturas y por las horas muertas, los clientes no pueden más que armarse de paciencia y pasar el tiempo como pueden: leen el periódico, revisan su teléfono móvil o comentan con el vecino, a forma de terapia, el tiempo que llevan esperando y tratando de adivinar cuánto más tendrán que aguardar hasta que llegue su turno.

Algunos, los más previsores, optaron por pedir cita hace días y evitar así las tediosas esperas. Una opción que no todos conocen y que, los que la usan, aseguran que es la mejor: «No tardas nada en pedirla y yo, que vengo mucho a la ITV, acudo siempre con cita», explica uno de los conductores, Alejandro Forca, mientras espera los resultados de la inspección de su vehículo. Este usuario asiduo comenta, además, las quejas que tienen que atender los trabajadores de la ITV cuando, tras esperar bajo el sol durante horas, los conductores reciben un resultado desfavorable en la inspección y se ven obligados a volver otro día; lo que les supone tener que pasar por el taller y afrontar un gasto extra para sus bolsillos.

La cita previa, si bien no está instaurada en todos los centros de Inspección Técnica de Vehículos de la Región, es un servicio que se ofrece en la mayoría de ellos. Aunque las colas de estos días parecen haber llegado hasta el entorno digital, donde resulta prácticamente imposible conseguir una cita hasta mediados de agosto. Algunos usuarios aseguran, además, que hay conductores que vienen desde localidades cercanas de la Comunidad Valenciana a la Región, donde las tarifas para esta inspección son más altas.

Desde la dirección de la ITV de Espinardo admiten que julio y agosto son los meses en los que más vehículos reciben y que se llegan a formar colas muy largas que, en ocasiones, han salido fuera del propio recinto. A finales de agosto, sin embargo, aseguran que las esperas son mucho más leves y que el ritmo de trabajo es más desahogado. No hay respiro ni lugar para las vacaciones en la ITV de Espinardo.

Temas

Murcia, Itv

Fotos

Vídeos