Vázquez: «El empresario murciano siempre ha tenido una visión que iba un poco más allá»

Juan María Vázquez, el sábado, en el jardín del Salitre en Murcia./JAVIER CARRIÓN / AGM
Juan María Vázquez, el sábado, en el jardín del Salitre en Murcia. / JAVIER CARRIÓN / AGM

Juan María Vázquez, Secretario general de Ciencia e Innovación: «La Región ha duplicado con el CDTI la financiación de proyectos de innovación en el último ejercicio»

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

Hasta en un paparajote ve la innovación el aguileño Juan María Vázquez Rojas, 53 años, secretario general de Ciencia e Innovación, en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Una visión investigadora que nunca ha abandonado por mucho que la política (PP) le haya llevado por los derroteros de lo trillado. Catedrático de Medicina y Cirugía Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia (UMU), fue vicerrector de Investigación entre 2006 y 2012. Un bagaje que le sirvió para su nueva etapa en Madrid, primero como director general de Investigación Científica y Técnica (2012-2014) y después como secretario general de Universidades en el Ministerio de Educación (2015). Desde su actual responsabilidad, le toca presidir también el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).

-La cultura innovadora y científica de una sociedad no se construye de un día para otro, ¿qué importancia debe jugar la escuela?

-Es fundamental, tanto en lo que respecta a las vocaciones científicas como por su valor para la propia percepción social. Pero nos queda aún mucho trabajo, porque cuando nos comparamos con otros países, sobre todo los del norte de Europa, nos damos cuenta de que tenemos que seguir esforzándonos más en la escuela en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Porque los maestros del colegio son los que más nos influyen, y con su trabajo están despertando las verdaderas vocaciones científicas y tecnológicas. Y aunque no necesariamente cada alumno tendrá que acabar como investigador, sí les dará una formación que allá donde vayan a desarrollar su trabajo ayudará a que tengamos un país mejor.

«Tras la crisis, vemos que las industrias han incorporado más la innovación».«El empresario murciano siempre ha tenido una visión que iba un poco más allá» Frases

-¿Cuál es el nivel real en que se encuentra España en cuanto a desarrollo tecnológico e innovación?

-Con la recuperación tras la crisis, hay indicadores que nos muestran que las empresas empiezan a incorporar la innovación como elemento estructural en sus estrategias de crecimiento. Y de hecho, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan que ha crecido el gasto, tanto en I+D de las empresas como en el ámbito de la innovación tecnológica o no tecnológica. La propia convocatoria europea Horizonte 2020 lo corrobora, con España como primer país en el uso de 'Instrumento Pyme'. Se trata, por tanto, de una señal muy importante de cara a la UE sobre lo que se está haciendo.

-¿Y qué comportamiento concreto tienen las firmas murcianas?

-Muy bueno. Un ejemplo lo tenemos con la empresa de envases y embalaje de cartón Saeco, que ha sido seleccionada entre las 35 de la iniciativa piloto para formar parte de los que va a ser en un futuro el Consejo Europeo de Innovación, por su proyecto para alargar la vida útil de los productos frescos. Porque contar con industrias auxiliares del sector agrario como esta, ubicada en Molina de Segura, que desarrollan avances tecnológicos tan importantes, contribuye a darle más competitividad a la Región.

-La agricultura murciana sí ha demostrado que está a la vanguardia en tecnología agraria y del agua.

-La Región es un polo de innovación en agroalimentación. Así lo digo en Madrid. Porque lo reflejan los datos de los proyectos europeos, del CDTI y de productividad. Y siempre pongo como ejemplo el caso de Estrella de Levante, porque antes de que se oyera hablar de la estrategia de 'economía circular', ahora tan de moda, recuerdo a Patricio Valverde (al frente de la cervecera desde 1997 a 2017), hablándome de proyectos sobre la utilización de sus subproductos y materias primas, como el bagazo sobrante del proceso productivo que se reutilizaba para hacer piensos para acuicultura, así como substratos para abonar el suelo donde luego iban a plantar la cebada.

-Se trata siempre de inventar.

-Es que el empresario murciano siempre ha tenido una visión que iba un poco más allá. De hecho, en general, los subproductos de la industria agroalimentaria nunca han sido subproductos como tales, ya que siempre se han utilizado para algo. Ahí estaba el propio aprovechamiento de las cortezas de los limones para esencias. Porque la materia prima en la cadena de producción siempre es un activo, independientemente del momento en el que esté. Algo que los empresarios de la Región siempre han hecho muy bien.

-Sin embargo, ¿cree que desde dentro de la Región se valora como debe?

-A veces puede dar esa sensación en la medida en que estás más metido en el territorio, lo que da lugar a un cierto tono derrotista, pero la realidad es que el reconocimiento sí que existe fuera. Aunque eso no quiere decir que esté todo conseguido, porque nos queda mucho más camino. Pero es bueno pararse, echar la mirada atrás, ver la senda que se ha recorrido, incluso cuando los momentos han sido difíciles, para comprobar que nos movemos hacia adelante.

-¿Hay datos concretos del avance?

-Desde el CDTI se constata esa evolución de la innovación empresarial en la Región. El pasado año fue muy bueno, porque movilizamos 69 proyectos murcianos por 40,7 millones de euros, lo que supuso duplicar la financiación del año anterior (19 millones) y cuadruplicar la de 2015 (15 millones). Eso significa que estamos creciendo de la mano de la innovación, lo que hace más competitivos los productos. Y esta es la mejor estrategia posible para la exportación.

«La molinense Saeco formará parte del futuro Consejo Europeo de Innovación»

-El apoyo de la Administración resulta básico para crecer en I+D+i.

-Ofrecer herramientas a las empresas es vital. Por ello, confío en que haya también una participación importante de empresas murcianas en el nuevo programa de ayudas Feder Innterconecta 2018 para financiar proyectos de cooperación regional de I+D en varias autonomías, entre las que se encuentra la Región, y que fue aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros con una partida de 50 millones de euros. Para ello, colaboraremos con el Info de cara a movilizar al mayor número de empresas.

-¿Está el Gobierno regional implicado en este desarrollo?

-Fernando López Miras ha impulsado medidas para romper barreras en el crecimiento empresarial que están dando gran resultado. Y aunque queda mucho por hacer, es evidente que Murcia va en el camino adecuado. Los datos estadísticos de I+D así lo revelan, ya que la Región es la segunda autonomía que más crece -20%-, tanto en gasto público como empresarial, aunque partimos de niveles modestos. Igual pasa con la innovación, donde también ocupa la segunda posición en crecimiento en empresas tecnológicas y en gasto.

-¿Qué importancia tiene la colaboración público-privada?

-Cualquier proyecto de innovación que financiamos lleva una parte de subcontratación de grupos de investigación de universidades y otros organismos públicos. Y, en el caso de la Región, organismos como Cebas-CSIC e Imida están dando un importante soporte científico a las empresas.

«López Miras ha impulsado medidas para romper barreras que dan resultados»

-¿En qué medida nos lastra para crecer el tejido de micropymes?

-Tenemos que ser conscientes del modelo que tenemos, porque nuestra pequeña empresa, en realidad, es muy pequeña comparada con la europea. Por ello, nos toca trabajar en dos líneas, por un lado, facilitar el salto, eliminando trabas; y, por otro, la financiación para que se formen agrupaciones empresariales con objetivos comunes. Por ejemplo, en el Programa Cien que tenemos en CDTI de cooperación en macroproyectos, en seis de los quince existentes están inmersas empresas murcianas e, incluso, uno de ellos está liderado por el grupo AMC -Premio Nacional de Innovación 2017-. Es un modelo abierto de trabajo de forma conjunta, para poner en común y que los beneficios sean también comunes.

-¿Cómo valora la innovación en las universidades murcianas?

-Un territorio crece de la mano de sus universidades, que son proveedoras de conocimiento de una forma evidente, que se cuantifica en más del 60%, y tienen la capacidad de trasladar el mismo a la competitividad de la sociedad. En ese sentido, estas instituciones están trabajando en la Región siempre de una forma creciente. Así, vemos que cada vez son más las empresas que se crean dentro de ellas bajo el paraguas de 'startups'. Ahí tenemos varios casos, como el de Voptica, nacida en el Laboratorio de Óptica de la UMU, que es una de las empresas con respaldo de financiación que está compitiendo entre las principales empresas innovadoras de Europa.

«Es necesario mejorar posiciones en los 'ranking'»

-Pero en los 'ranking' de investigación, nuestras universidades no ocupan puestos de privilegio.

-Es necesario mejorar posiciones en general, aunque en algunas especialidades sí que nos encontramos entre las primeras. No obstante, estamos inmersos en una cuarta revolución industrial que nos va a cambiar el modo de vida con unas tecnologías que solo pueden venir de la mano del conocimiento. Y, para eso, nuestras universidades, ya sean públicas (UMU y UPCT) o privadas (UCAM) son claves, teniendo como elemento estructural de su actividad: la investigación, la innovación, la internacionalización, la colaboración público-privada y la transferencia de tecnología.

-¿La innovación debe ser la gran apuesta del nuevo rector de la Universidad de Murcia?

-Ese debe ser el objetivo de cualquier universidad. Al final, se trata de revertir a la sociedad lo que esta le da para que la investigación llegue a su aplicación en procesos y productos que redunde en beneficio de todos los ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos