Unos 250 vecinos del entorno de las vías, contrarios a las obras de la alta velocidad (AVE), protagonizaron anoche una nueva protesta que acabó en la puerta de la casa que el presidente regional, Fernando López Miras, tiene en la huerta, en la pedanía murciana de La Arboleja. El escrache consistió en depositar una 'lapida' con la inscripción 'Muro AVE DEP', y la fecha del pasado día 3, cuando se registraron los alternados más graves. La protesta arrancó en las vías del ferrocarril; los vecinos se dirigieron al centro de la ciudad para, después de cruzar el Puente Viejo, dirigirse por el paseo del Malecón hasta la vivienda.

Manifestación en Madrid

La manifestación en Madrid para exigir el soterramiento será el 28 de octubre, según confirmó ayer la Plataforma. Los vecinos ya acordaron en asamblea este viaje reivindicativo para llevar ante el Ministerio de Fomento y el Congreso sus demandas. El portavoz, Joaquín Contreras, mantuvo ayer una reunión con Diego Conesa, próximo secretario general del PSRM, y con otros cargos como la diputada nacional María González.

Por otro lado, Renfe restableció ayer el servicio ferroviario y los trenes comenzaron a circular con normalidad, tras verse interrumpido el tráfico el domingo a las 11.40 horas. Una nueva invasión de la vía coincidiendo con la grabación de un reportaje televisivo fue el motivo del corte, apenas seis horas después de que Renfe restableciera el tráfico ferroviario, cortado por el vandalismo en la zona de obras la noche del 3.

La Policía Nacional informó de la detención de un hombre de 35 años por lanzar un macetero a agentes desde un balcón en los altercados en el paso a nivel de Santiago el Mayor. Los policías desplegados lograron esquivarlo. Fue sorprendido intentando lanzar un segundo macetero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos