Los escolares aprenden a resolver sus conflictos con 'Educando en Justicia'

Alumnos del colegio Capuchinos de Murcia simulan la celebración de un juicio, ayer./Nacho García / AGM
Alumnos del colegio Capuchinos de Murcia simulan la celebración de un juicio, ayer. / Nacho García / AGM

El programa impulsado por el TSJ llega ya a 118 centros escolares y a 38.000 estudiantes, el doble que cuando empezó hace cinco años

LA VERDADMURCIA

«En el peor de los casos, habrán dialogado, y en el mejor, llegarán a un acuerdo». Para el juez del TSJ Joaquín Ángel de Domingo, uno de los impulsores del proyecto 'Educando en Justicia', los beneficios del plan pedagógico para promover el diálogo y la conciliación entre los estudiantes están garantizados. El proyecto, promovido por la Consejería de Educación con apoyo del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ), ha llegado este curso a 118 centros escolares, el doble que cuando se puso en marcha, y en el participan unos 38.000 alumnos, con el objetivo de mejorar la resolución de conflictos a través del diálogo.

La consejera del Educación, Adela Martínez-Cachá, junto con varios jueces del TSJ, participó ayer en una recreación de un juicio con alumnos de tercero de Secundaria del colegio San Buenaventura de Murcia. Durante el acto, varias alumnas del colegio se convirtieron en fiscales, abogadas y acusadas de cometer un robo en una tienda y agredir a la dependienta.

El programa 'Educando en Justicia', que ha recibido varios premios internacionales, se inició con 20.000 participantes de 65 centros en el curso 2013-2014, y hoy llega a 118 centros con 38.000 alumnos inscritos.

La consejera valoró la figura de los jueces de paz, que ayudan desde el centro a mediar en conflictos y mejoran la convivencia en las aulas. El juez del TSJ Joaquín Ángel de Domingo, coordinador del programa, subrayó que lo más importante es que los adolescentes aprendan a dialogar para resolver sus conflictos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos