Un equipo de 'coaching' preparará a los 2.000 alumnos que harán las pruebas PISA

Alumnos del instituto Miguel Espinosa de Murcia realizan las pruebas de diagnóstico del pasado año./Vicente Vicéns / AGM
Alumnos del instituto Miguel Espinosa de Murcia realizan las pruebas de diagnóstico del pasado año. / Vicente Vicéns / AGM

Educación quiere que se formen en habilidades no cognitivas, como la perseverancia, para que adquieran destrezas básicas para el diagnóstico de la OCDE

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

A los alumnos murcianos les falla la perseverancia. Si no, no se explica por qué los estudiantes que realizaron los exámenes del Informe PISA en 2015 empezaron todas las pruebas con un nivel de respuestas muy competente, similar al de los exitosos estudiantes de Corea del Sur (en el 'top ten del 'ranking'), y en cambio los terminaban dejando preguntas en blanco y fallando en lo obvio. Es la llamativa conclusión a las que ha llegado el Centro de Estudios en Habilidades no Cognitivas de la Universidad de Murcia, tras analizar los exámenes de los 2.000 alumnos murcianos de 15 años que realizaron las pruebas ese año, y que les lleva a deducir que los chicos murcianos no están entrenados en destrezas como la perseverancia, la gestión del tiempo y el esfuerzo o la flexibilidad, que pueden serles de mucha utilidad a la hora de enfrentarse a modelos de examen como los de PISA, largos y basados en la aplicación de los conocimientos, y no en el mero conocimiento.

Con el objetivo de que esas carencias no vuelvan a reflejarse en las próximas pruebas de PISA, que se celebrarán en mayo y se utilizan para clasificar a los 72 países y regiones de la OCDE evaluados en función de la competencia de los estudiantes, la Consejería de Educación ha organizado unas sesiones de 'coaching' con los estudiantes que realizarán los exámenes en habilidades no cognitivas, y que coordinará el Centro de Estudios de la UMU con la implicación de los profesores de los alumnos seleccionados para el examen. «Se trata de proporcionar a los estudiantes esas habilidades para que realicen las pruebas con mayor confianza y seguridad, es decir, con estrategias en la planificación de tareas, organización del tiempo para la realización de la prueba, actitud ante las dificultades...», explicó la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá.

institutos de la Región seleccionados aleatoriamente por los evaluadores de PISA participarán en las pruebas, que realizarán unos 2
000 estudiantes de 15 años murcianos.
áreas serán evaluadas con las pruebas
Ciencias, Lectura, Matemáticas, competencia lectora en entorno digital y competencia global. La última área, nueva, tratará de evaluar la capacidad de los alumnos para analizar asuntos globales e interculturales.

Las sesiones de 'coaching' se realizarán durante las horas de tutoría con los grupos de alumnos que han sido seleccionados para el examen por los evaluadores de PISA aleatoriamente: unos 2.000 estudiantes de 15 años de 40 institutos de la Región.

La consejera de Educación está convencida de que los resultados de los alumnos murcianos pueden ser mejores, y para ello pondrá en marcha varias medidas. En primer lugar, los estudiantes seleccionados por PISA no harán otras evaluaciones de diagnóstico para evitar que se saturen. Además, la inspección educativa informará a los centros sobre las características de la prueba y se pondrán a disposición de los claustros modelos liberados para que los estudiantes se familiaricen con el tipo de examen, centrado en que los alumnos apliquen los conocimientos, y que no es similar al modelo de pruebas que realizan habitualmente en sus evaluaciones ordinarias en los institutos. Ese tipo de preparación la ponen en práctica muchas de las comunidades y países que participan en el informe, pero en la Región no se había llevado a cabo en otras convocatorias de PISA.

Las pruebas darán lugar al próximo informe PISA, que se hará público en 2019. En el último, de 2015, los escolares murcianos de 15 años mejoraron con respecto al anterior, pero se mantuvieron muy alejados de la media de España y de la OCDE.

Motivación contra la fatiga del minuto 60 de examen

Autorregulación, expectativas, motivación, rendimiento, perseverancia... Para el director del Centro de Estudios de Habilidades No Cognitivas de la UMU, Ildefonso Méndez, claves para mejorar los resultados de los estudiantes murcianos. Y no solo en PISA, también en la futura vida laboral y académica de los alumnos, que en sus evaluaciones anteriores para la OCDE no fueron capaces de aplicar. «Es revelador que, en la segunda mitad del examen, empiecen a fallar, cuando en la primera parte los resultados son muy buenos. Fallan además de forma indiscriminada, ya que las preguntas no están ordenadas en función de su dificultad. No saben menos, pero lo hacen peor. Se percibe la fatiga, la falta de perseverancia», resalta Méndez, quien llama la atención también sobre el hecho de que los alumnos murcianos no suelen hacer exámenes tan largos (algunos de 90 minutos) ni basados en la aplicación de contenidos, y no en el aprendizaje memorístico.

Su grupo de trabajo ya desarrolla un proyecto de habilidades no cognitivas, actualmente en marcha en 42 colegios de Infantil y Primaria de la Región y otros 15 de Madrid. Para la actual edición de PISA, el grupo realizará una intensificación de tres meses de la mano de los profesores de Secundaria de los centros seleccionados. «Lo realmente bueno sería trabajar con ellos desde primero de la ESO, pero tendrá efecto», sostiene el investigador. Sus investigaciones previas han demostrado que hasta un 25% de las diferencias entre las comunidades autónomas en rendimiento en PISA se deben a las diferencias en la importancia que cada territorio otorga a las habilidades no cognitivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos