José Antonio Burriel: «Tenemos que enseñar a los jóvenes a querer en pareja»

José Antonio Burriel./Edu Botella
José Antonio Burriel. / Edu Botella

«Los chicos imitan lo que ven en casa, pero tenemos más oportunidades de formar en las escuelas», afirma el presidente de la Asociación No Más Violencia de Género 'José Antonio Burriel'

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

«De la Ley Integral contra la Violencia de Género falla el sistema en sí. Y sobre todo el capítulo educativo. Hay que enseñar igualdad como se enseña a comer». José Antonio Burriel (Valencia, 1937), doctor en Filosofía, abogado, periodista, y presidente de la Asociación No Más Violencia de Género 'José Antonio Burriel', premiado por diferentes instituciones en los últimos años por su labor en contra de esta lacra, fue el encargado de abrir ayer la ronda de ponencias dentro de las Jornadas para la Prevención de la Violencia de Género, organizadas por la Asociación de Sexualidad Educativa (Assex) y la Dirección General de Mujer e Igualdad de Oportunidades, que se clausuran hoy.

-¿Hay un factor clave que predomine en la lucha contra la violencia de género?

-Por supuesto, la educación, la educación en igualdad. Hay que centrarlo en el ser, y no en el tener. En lo que los chavales quieren ser en el futuro, no en lo que quieren tener. Debemos enseñarles a quererse, cómo se quiere en pareja, porque nadie ha nacido sabiendo quererse en una pareja. ¡Sin asustarles! Esta es una pieza fundamental. Y además hay que informar. La ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento. Si un chaval está acosando a llamadas a una chica, hay que hacerle ver que eso es un delito. Hay mucha violencia de género, pero muy poca denunciada.

-¿Es más importante la educación en las aulas o en casa?

-Los chavales imitan el comportamiento de los padres, lo que ven en casa, pero tenemos más oportunidades de formar en las escuelas.

-También se puede formar a los padres...

-Sí, y hay que hacerlo. Eso es fundamental porque, como digo, los chicos imitan lo que ven en casa. Además, y en relación con los móviles y las nuevas tecnologías, hay que plantearse para qué sirve regalarle un móvil a un crío en su Primera Comunión. En este sentido hay que explicarle a los chavales los riesgos de internet, pero también formar a los padres, que tampoco saben.

-¿Qué medida habría que introducir en las aulas de forma urgente para prevenir la violencia de género?

-Habría que incidir más en los derechos y deberes de los ciudadanos. Hay que enseñar en igualdad como se enseña a comer. Enseñar en igualdad en Matemáticas, en cualquier asignatura. Que los profesores no dejen de hablar de una mujer como Santa Teresa de Jesús cuando enseñan Literatura.

-La Ley Integral contra la Violencia de Género ha cumplido ya una década, pero 2017 está siendo uno de los peores años en cuanto a asesinatos de mujeres. ¿Qué está fallando?

-El sistema en sí. No puede ser que los últimos jueces que lleguen sean los que vayan a los juzgados de Violencia de Género. Las denuncias deberían atenderlas policías especializados. A las mujeres maltratadas no se les debería restar más libertad a través de los centros de acogida... Lo que está fallando es el sistema. Y, por supuesto, el principal capítulo que no se ha llevado a cabo de la ley es el educativo. Insistiría en los casos de los maltratadores adultos. Si el disco duro está estropeado, cómprate uno nuevo. Si está un poco dañado, formatéalo. A los jóvenes, eso sí, hay que reinsertarlos de todas, todas.

Fotos

Vídeos