Los encuestados suspenden a todos los dirigentes políticos

Un 62,8% considera que son iguales a los de legislaturas anteriores, y un 25,3% que son incluso peores

J. MOLLEJO MURCIA

El desencanto sobre la situación política regional entre los murcianos que refleja la encuesta de CSA Consultores se evidencia también en la opinión que expresan sobre los líderes de los principales partidos políticos, entre los que se incluyen el nuevo secretario general del PSOE, Diego Conesa, y también el expresidente de la Comunidad Alberto Garre, que trabaja en la creación de un nuevo partido regionalista. El quinteto sobre el que pregunta el sondeo lo completan el presidente de la Comunidad y líder del PP, Fernando López Miras; el secretario general de Podemos, Óscar Urralburu; y el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez.

Todos ellos reciben un suspenso de nota media de los entrevistados, a los que se les pide que los puntúen en una escala de cero a diez.

Tampoco hay grandes diferencias entre ellos, lo que denota la inexistencia en la Región de Murcia de un líder político que sobresalga por encima de la media.

Los más conocidos son López Miras y Garre, y los mejor valorados, el presidente regional y el nuevo líder socialista

Los mejor valorados son López Miras y Diego Conesa, con una nota media de 4,7 para ambos, seguidos por Miguel Sánchez y Alberto Garre, que se quedan con un 4,6. La nota más baja la recibe el máximo responsable de Podemos, Óscar Urralburu, que logra un 3,6, circunstancia que Javier Sierra, de CSA Consultores, achaca a «las bajas valoraciones que en muchos casos le conceden aquellos que están en posiciones ideológicas completamente distintas».

Con respecto al grado de conocimiento, los más populares entre los murcianos son López Miras y Alberto Garre, con unos niveles del 56,4% y el 56,1%, respectivamente, y eso que el expresidente dejó la política activa hace ya más de dos años.

Por detrás de ellos se encuentran el dirigente de Ciudadanos Miguel Sánchez, al que dice conocer un 42,3% de los encuestados, y el secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, con un 39,6%.

Diego Conesa, el nuevo líder del PSOE murciano, es el menos conocido de todos, lo cual es lógico ya que lleva en el cargo apenas una semana. A pesar de ello, un 36,6% de los entrevistados dicen saber quién es, lo que supone un prometedor punto de partida para mejorar su índice de popularidad entre los murcianos en los próximos meses, lo que será crucial si pretende concurrir a las elecciones autonómicas de 2019.

Un dato más que indica que la clase política regional no despierta ilusión entre los ciudadanos es que no aprecian una mejoría en los últimos años, ya que el 62,8% opina que son iguales a los de legislaturas anteriores, e incluso un 25,3% cree que son peores o mucho peores.

Fotos

Vídeos