«Hubo empujones y manotazos»

Khalid G. lleva en prisión desde octubre de 2016, a causa del supuesto episodio violento con su mujer y su cuñada. En la vista se acogió a su derecho a no responder a las preguntas de la fiscal. Solo contestó a su abogada, Lucía Arias, a la que admitió que el día de los hechos llegó a su casa «borracho» y discutió con su esposa «por el arrendamiento» de su piso de Cieza. «La discusión subió de tono y hubo empujones y manotazos entre ellas y yo». También subrayó que el experto en kárate entró en su casa «como un loco, fue directamente a por mí y me dijo 'moro de mierda'. Me pegó y perdí el conocimiento». Khalid dijo que no guardaba buena relación con Eduardo López, «porque una vez aparqué delante de su gimnasio y me dijo que no podía, que me iba a romper las piernas». La abogada avanzó tras la vista que denunciarán al karateca por supuestos delitos de odio, allanamiento de morada, lesiones y uso desproporcionado de la fuerza.

Fotos

Vídeos