El empate técnico entre Conesa y González obliga al PSOE a volver a las urnas

María González, Diego Conesa y Francisco Lucas, anoche, en la sede regional del PSOE, tras conocerse los resultados./Edu Botella / AGM
María González, Diego Conesa y Francisco Lucas, anoche, en la sede regional del PSOE, tras conocerse los resultados. / Edu Botella / AGM

El alcalde de Alhama superó a la diputada por solo 12 votos y se disputarán en una segunda vuelta el liderazgo del partido

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

La espadas de la lucha por el liderazgo del PSOE murciano quedaron anoche en alto. Las primarias celebradas ayer solo sirvieron para descartar a uno de los tres aspirantes, el pedáneo de El Raal, Francisco Lucas, y demostrar la máxima igualdad existente entre el alcalde de Alhama, Diego Conesa, y la diputada nacional María González Veracruz, que, al no superar ninguno el 50% de los votos, se verán de nuevo las caras en las urnas el próximo sábado.

Ambas candidaturas contaban con la victoria antes de que se iniciara la votación, de modo que ninguno se esperaba un resultado tan parejo. Conesa ganó a González, pero solo por 12 votos de diferencia, lo que en la práctica supone un empate técnico.

El alcalde de Alhama logró 1.977 papeletas con su nombre, lo que representa el 43,79% de los votos, mientras que la diputada se anotó el 43,5%, es decir, 1.964 votos.

Ambas candidaturas irán a por los 544 militantes que apoyaron a Lucas y los 1.400 que no votaron ayer

Francisco Lucas recibió 544 papeletas (12,05%), lo que le deja fuera de la pugna por la secretaría general del PSOE, pero le concede un papel principal en la segunda vuelta de las primarias, ya que sus apoyos serán los primeros por los que compitan los contendientes que quedan en liza.

Dura negociación

«La negociación puede ser muy dura en los próximos días», vaticinaba ayer un dirigente socialista en relación con las conversaciones que se abrirán entre los dos candidatos y el pedáneo de El Raal.

El próximo sábado, a cualquiera de los dos aspirantes le bastará con ganar por un solo voto para convertirse en el nuevo secretario general del PSOE.

El pesar era más evidente anoche, en la sede regional del partido, entre los integrantes de la candidatura del alcalde de Alhama, puesto que fue a la cabeza del recuento prácticamente durante casi todo el tiempo que duró el escrutinio, llegando incluso a ponerse por encima del 50% de los votos. María González comenzó a remontar en el tramo final y, aunque por momentos llegó a ponerse por delante, consiguió igualar el tanteo.

Los resultados por agrupaciones revelan que apenas hubo sorpresas con respecto a las previsiones de apoyos que albergaba cada una de las candidaturas. Cartagena se decantó claramente por María González, que logró una holgada victoria en cuatro de las seis organizaciones locales de este municipio, mientras que Diego Conesa fue el más votado en dos de ellas. Lorca también fue favorable a la diputada nacional.

Las plazas fuertes

Las trece agrupaciones del municipio de Murcia, en cambio, repartieron los votos de sus militantes entre los tres candidatos: Diego Conesa se llevó la victoria en cinco de ellas, María González en otras tantas, y Francisco Lucas fue el vencedor en las tres restantes, sobre todo en la suya, Murcia Noreste-Marjales, en la que logró el 73,7% de los votos.

No fue en ésta, sin embargo, donde consiguió el mejor resultado de toda la Región. Ese logro se produjo en Los Alcázares, donde Lucas se anotó el 78,6% de las papeletas depositadas en las urnas.

Diego Conesa demostró su mayor porcentaje de adhesiones en Bullas (84,9%), Calasparra (96,7%), Cartagena Poniente (82,1%), Fuente Álamo (90,7%), Molina de Segura (80,3%) y Santomera (82,4%). Por lo que respecta a las plazas fuertes de María González Veracruz, estas se situaron en Beniel (83,9%), Cartagena Levante (87,3%), Cartagena Sur (98,2%), Librilla (88,2%), Cartagena Norte (84,3%) y Blanca (80,9%).

Unos 6.000 socialistas componían el censo, pero solo participaron un 75,9% de ellos, una cifra inferior a la que se esperaba y muy lejana del 84% de que se registró en las primarias federales celebradas en marzo que devolvieron a Pedro Sánchez la secretaría general.

Diego Conesa, que se presentó en las primarias como el más genuino representante de las filas sanchistas y contó con el apoyo de la plataforma de militantes creada en favor de Pedro Sánchez, se quedó a más de 500 votos de repetir los resultados que su referente político cosechó en la Región en las primarias de marzo.

A María González también le faltó un buen puñado de votos para superar el 50% de los apoyos con que miembros de su candidatura aseguraron contar días antes de las primarias.

A por los abstencionistas

Los votantes de Francisco Lucas y los 1.500 abstencionistas serán a partir de hoy el blanco de ambas candidaturas para tratar de llegar con ventaja a la elección del próximo sábado.

A los primeros será más fácil movilizarlos, ya que lo disputado de la carrera por la secretaría general es muy posible que lleve a las urnas a más afiliados que ayer.

Con respecto a los apoyos del pedáneo de El Raal, dependerá de cuál sea su posición respecto a la segunda vuelta. Fuentes del partido aseguraban anoche que podría dar libertad de voto a sus seguidores, entre los que se encuentra un nutrido grupo de jóvenes. Sin embargo, su posición es ahora tan ventajosa, que podría aprovechar la ocasión para, a cambio de sus votos, tratar de influir lo más posible en los candidatos que siguen en primarias, un camino que pueden seguir también algunos de los dirigentes que se han alineado con Lucas.

Cinco años después de que se produjera la anterior elección de un secretario general socialista, el partido sigue dividido casi en dos mitades. Si en 2012, Rafael González Tovar se convirtió en el máximo responsable del partido por solo cinco votos de diferencia frente al por entonces alcalde de Beniel, Roberto García. Ahora son una docena de votos los que separan a los dos candidatos a sucederle, uno de los cuales es, precisamente, su hija. El principal cambio es que entonces la elección la realizaron los delegados del congreso, y ahora recae directamente en los militantes.

El sistema de segunda vuelta estrenado en estas primarias facilitará romper el empate técnico que ahora prima en la organización entre los dos aspirantes al cargo.

Por otro lado, la jornada transcurrió ayer con normalidad, salvo algún pequeño fallo de organización, en las 59 agrupaciones locales que dispusieron de urnas para la votación.

Resultados por agrupaciones

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos