Educación designa a los docentes en julio para evitar otro inicio de curso caótico

La consejera de Educación, ayer, con varios miembros del Consejo Escolar de la Región, en el pleno./Edu Botella / AGM
La consejera de Educación, ayer, con varios miembros del Consejo Escolar de la Región, en el pleno. / Edu Botella / AGM

La consejera se da 10 días de plazo para cerrar los nombramientos de los interinos, las sustituciones y los cambios de destino

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

La Consejería de Educación quiere evitar a toda costa otro inicio de curso caótico, con decenas de profesores sin designar, vacantes por cubrir en los primeros días de clase y padres y docentes en pie de guerra por los retrasos en los nombramientos. La consejera, Adela Martínez-Cachá, se comprometió ayer a cerrar las plantillas el próximo 31 de julio para no repetir los descuadres de los dos últimos años, que le costaron a la anterior titular de Educación, María Isabel Sánchez-Mora, la reprobación de la oposición en la Asamblea y la reprimenda de los sindicatos.

Educación pretende relajar la tensión de cara al próximo inicio de curso cerrando antes los nombramientos para que los docentes conozcan sus centros de destino en agosto «y así favorecer la organización del curso». El adelanto en las adjudicaciones aporta, según explicó ayer la consejera al pleno del Consejo Escolar de la Región de Murcia, «una mayor tranquilidad a los profesores, que antes del mes de agosto conocerán el centro al que se incorporarán en septiembre, lo que permitirá a los directores conocer y estructurar funciones de la plantilla de sus centros para organizar el proyecto educativo de cara al próximo curso».

Colegios e institutos podrán pues, si el compromiso se cumple, organizar los horarios y la programación «asegurando así la normalidad en el comienzo del curso. Estamos haciendo un gran esfuerzo para lograr que el profesorado conozca lo antes posible su destino para planificar su trabajo, el proyecto de centro y la organización del mismo, y dar la mejor respuesta a la comunidad escolar con los más de 25.000 profesionales que trabajan en la Educación, que se distribuirán en las más de 11.000 aulas», insistió ayer la consejera.

La oposición reprobó el pasado octubre a la anterior consejera por los retrasos en la adjudicación de decenas de profesores

El pasado septiembre, la mayoría de las más de mil vacantes de plantilla se adjudicaron en el primer proceso de asignación, el 6 de septiembre. Sin embargo, quedó una bolsa de 170 puestos de profesor que no fueron cubiertas antes del inicio de las clases en los institutos, que arrancaron el 12 de septiembre. Las vacantes de plantilla son un mal endémico de los centros educativos de la Región. Se trata de puestos de profesor vacantes que no han sido convocados en oferta de empleo público, a pesar de que son necesarios todos los años, y se cubren, curso tras curso, con docentes interinos. Si esas plazas no se adjudican antes de que empiecen las clases, durante los primeros días del curso los estudiantes tienen horas de clase sin cubrir.

A esas bajas se suman las vacantes llamadas de sustitución, que son las provocadas por contingencias comunes, como enfermedades, maternidad... y que tampoco se cubrieron el pasado curso hasta final de septiembre. Los retrasos en los dos procesos han provocado los dos últimos años quejas entre los equipos directivos, docentes y sindicatos por la desorganización que generaron en los centros educativos. El pasado curso, el nivel de crispación llegó al punto de que los partidos de la oposición en bloque reprobaron a la anterior consejera de Educación por los «fallos en la planificación del curso».

Otros 300 interinos reclaman veinte días por año trabajado

Otros 300 profesores interinos reclamarán en los tribunales la indemnización por despido de veinte días por año trabajado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha reconocido a los empleados públicos cuando cesan en su puesto. El Sindicato Independiente de Docentes (SIDI) presentó hace unos días la demanda de 200 profesores después de que la Consejería de Educación hubiera rechazado la reclamación de los interinos. Otros 300 profesores en las mismas circunstancias lo harán en los próximos días con la ayuda de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras. Los docentes piden la equiparación de los interinos del sector público a los temporales de la empresa privada en caso de despido, lo que les permitirá ser indemnizados con 20 días por año trabajado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos