La Verdad

UGT asegura que la negociación colectiva sigue «estancada»

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. / EFE
  • El sindicato avisa a la patronal de que su propuesta de incremento salarial es "insuficiente" y que jamás aceptarán que los médicos de las mutuas den las altas y bajas

Ha pasado casi un mes desde que la patronal lanzara su última propuesta de incremento salarial y la negociación colectiva continúa en una situación de "estancamiento". Así lo ha advertido este martes el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, durante la celebración de la Asamblea Confederal del sindicato.

Álvarez avisó que la recomendación de los empresarios de subir los salarios de los trabajadores entre un 1% y un 2%, con un 0,5% adicional en función de la productividad de la compañía, continúa siendo "insuficiente", puesto que la previsión del Gobierno es que la inflación este año suba un 1,2%.

"Para llegar a un acuerdo la banda salarial baja tiene que acercarse al aumento de los costes que hay previsto", aseguró, al tiempo que denunciaba que las empresas están ganando muchísimo dinero (la propia CEOE admitió que en 2016 un 80% de las compañías tuvo beneficios) y "de lo que se trata ahora es de que esta riqueza se reparta".

Pero además de esta condición indispensable de que los salarios suban más del 1%, el sindicato trazó otra línea roja que -aseguran- jamás rebasarán: nunca aceptarán la propuesta de la patronal de que los médicos de las mutuas puedan dar las altas y bajas a los trabajadores en caso de accidente o enfermedad común.

"En ningún caso esta organización va a firmar que las bajas de enfermedades comunes pasen a las mutuas", afirmó Álvarez, quien reiteró que "esa perlita que se ha sacado la CEOE no es negociable", porque además cuestionaría la profesionalidad de los médicos de la Seguridad Social.

El dirigente sindical acusó a la patronal de estar difundiendo una campaña de que el absentismo laboral está creciendo en el país que es "falsa" y aseguró que para nada los trabajadores no tengan ganas de trabajar y se queden en casa, sino que lo que pasa es que durante los años de crisis muchos trabajadores acudían a su trabajo con fiebre y enfermos por miedo a perder su contrato. "Y eso se ha acabado", aseguró.

Régimen jurídico que protege

UGT hizo hincapié en que es necesario que sean los médicos de la Seguridad Social los que den las bajas y altas, porque tienen un régimen jurídico que les protege para tener libertad para poder decidir, algo que no ocurriría en caso de que pasaran a ser concedidas por los de las mutuas.

Pese a esto, Pepe Álvarez admitió que "estamos más cerca hoy que hace dos meses" de lograr un acuerdo, puesto que el hecho de que la patronal fijara un mínimo de subida del 1% "permite continuar avanzando". Y para ello avisó que "el tiempo se acaba" y le pidió a la CEOE, con quienes solo han mantenido alguna conversación telefónica desde que anunciaran a la prensa su propuesta, que convoque la mesa de negación colectiva para poder lograr un pacto, que -a su juicio, no ayuda solo a los trabajadores, sino "también a quienes no están trabajando e incluso a las empresas".

Para ello, el sindicato animó a los trabajadores a movilizarse y salir a la calle el próximo 1 de mayo. "No hay excusas. Los ciudadanos han de ser conscientes de que si llenamos las calles, vamos a poder acabar con los recortes y empezar a recuperar los derechos", animó Álvarez.