La Verdad

El Ibex-35, único índice que cierra en rojo por la presión de Telefónica e Iberdrola

El Ibex-35, único índice que cierra en rojo por la presión de Telefónica e Iberdrola
  • El principal indicador de la Bolsa española aguanta los 10.700 puntos a pesar de dejarse un 0,18%

  • En el mercado de deuda, la prima de riesgo se situaba en los 132,8 puntos básicos

El Ibex-35, principal indicador de la Bolsa española, comenzaba la jornada de este miércoles ligeramente en verde, pero pronto entró en rojo para luego marcar mínimos del día en el entorno de los 10.720 puntos. Al cierre, daba un último cambio en los 10.763,40 puntos, lo que supone un descenso del 0,18%.

Fue el índice europeo que peor se comportó, el único de entre los grandes europeos que termino en negativo, debido a la mala evolución de algunos de los grandes valores, comenzando con Telefónica, que se dejó un 1,33%, y siguiendo con Iberdrola, que retrocedió un 1,24%, esta última después de presentar sus resultados del primer trimestre.

El Popular fue el único valor que lo hizo peor que estos dos valores, al retroceder un 2,14%. También terminaron con pérdidas BBVA, que bajó un 0,24%, e Inditex, que se dejó un 0,54%. Entre los valores más bajistas del día, también Gas Natural, Endesa y Ferrovial, que bajaron más de un punto porcentual. 

No cotizaron al alza tampoco las cuentas de Red Eléctrica. Y a las del Santander les costó convencer a los inversores: los títulos del banco que preside Ana Botín, pese a abrir en verde, estuvieron en rojo la mayor parte del día y hasta casi el final de la jornada. Al cierre, logró anotarse un 0,17%, para dar un último cambio en los 6,05 euros, tras haber marcado mínimos en los 5,95 euros. 

Por tanto, los resultados no fueron un gran impulso para el Ibex-35, sino lo contrario, sobre todo entre los 'blue chips'. Abertis, que también publicó sus números, salvó la sesión, anotándose un 0,44%, pese a que todavía no se ha formalizado la operación con Atlantia una semana después de que se conociera la existencia de negociaciones. 

La gran excepción fue Aena, que se disparó un 2,68% gracias a sus resultados del primer trimestre, lo que le convirtió en el mejor valor del día, seguido de Técnicas Reunidas, que se apuntó un 1,37%. Bankia, Amadeus y Grifols fueron los otros valores que avanzaron más de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, el valor más rentable fue Renta Corporación, con una subida del 9,78%. En rojo, sólo Inypsa cayó más que el Popular, al ceder un 2,17%. 

Las subidas en el resto de Europa no fueron muy sustanciosas, dado que el Dax alemán sólo se atrevió a sumar un 0,05% en zona de máximos históricos, mientras que el Ftse Mib de Milán, el PSI-20 de Lisboa, el Ftse 100 británico y el Cac 40 francés avanzaron entre un 0,15% y un 0,20%. 

En el Eurostoxx 50, entre los peores, Telefónica e Iberdrola, a los que sólo BNP Paribas superó en pérdidas, al retroceder un 1,72%. También caídas para otras 'utilities', como E.On o Engie. Y para otros bancos, como Intesa SanPaolo. El mejor de todos fue Deutsche Bank, con una subida del 2,33%.

Atentos a Trump para Wall Street y el dólar

El mercado no parecía muy entusiasmado con los planes fiscales que ya se conocen de Donald Trump que previsiblemente lograrían el apoyo de sus correligionarios republicanos, como la bajada del Impuesto de Sociedades hasta el 15%. En todo caso, el secretario del Tesoro de EE UU ha afirmado que el que acometerá el nuevo Ejecutivo será el mayor recorte de impuestos de la historia de Estados Unidos.

La falta de entusiasmo, sin embargo, porque la rentabilidad de los bonos americanos se mantenía contenida poco por encima del 2,30%, muy lejos de los máximos por encima del 2,60% que marcaba a mediados del mes de marzo pasado. 

En Europa, en la sesión previa a la reunión del Banco Central Europeo, la rentabilidad del bono alemán bajaba desde el 0,37% al 0,34%. En cambio, se movía al alza la rentabilidad de los títulos de la periferia, sobre todo la de los italianos, hasta colocarse en el 2,30%. 

El mercado de divisas parecía más afectado por los planes (cada vez más realidades) de Donald Trump: el billete verde se reforzaba. La divisa comunitaria cedía medio punto porcentual, hasta el nivel de 1,0874 unidades, después de haber alcanzado a primerísima hora de la mañana el nivel de 1,0950 unidades. Con respecto al conjunto de principales monedas del mundo, el billete verde ganaba medio punto porcentual, lo que supone su mayor avance desde el 2 de marzo. 

Pero Wall Street, al calor de los estímulos de Trump, subía, aunque de manera discreta, para, eso sí, marcar máximos históricos (el Nasdaq) o tantearlos (el Dow Jones y el S&P 500). El oro en la jornada de hoy se mantenía prácticamente plano en el entorno de los 1.265 dólares la onza.

El precio del barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subía un 1,26%, para acercarse a los 50 dólares, después de publicarse una reducción de los inventarios de crudo en Estados Unidos. Además, los ministros de energía de Venezuela y de Arabia Saudí planean encontrarse con su homólogo ruso para discutir la extensión de los recortes de producción, después de la reunión que mantiene el cártel en Argelia este miércoles.