La Verdad

La nuclear reconoce que tienen ahora más tiempo para negociar la reducción de tasas

Central nuclear de Garoña (Burgos).
Central nuclear de Garoña (Burgos). / Archivo
  • El presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce, recuerda que la desaparición del parque obligaría a triplicar la instalación de renovables en una década

El presidente de Foro Nuclear, Ignacio Araluce, se ha mostrado satisfecho con la decisión del Gobierno de permitir a las eléctricas propietarias de las centrales nucleares para que puedan solicitar la renovación de su explotación hasta un año antes de que venza el plazo, y no tres años, como exigía la ley hasta ahora. Para Araluce, esta decisión, tomada la semana pasada y refrendada ayer por el Consejo de Seguridad Nuclear, es una medida "sensata" antes de que el Ejecutivo aclare cuál es el 'mix' energético que quiere para el país y las condiciones del mismo.

Araluce ha admitido al mismo tiempo que este cambio en los plazos supone un respiro para eléctricas como Iberdrola, Endesa o Gas Natural Fenosa a la hora de proyectar el futuro de sus centrales nucleares. "Teniendo más tiempo se pueden llegar a consensos más fáciles que con tanta premura como teníamos ahora", ha indicado durante la presentación de los resultados del sector en 2016. Se refería así a la posibilidad de que el Gobierno pueda rebajar los impuestos, tasas y otro tipo de cargos que aplica a las nucleares, una de las demandas del sector para que esta fuente de energía sea económicamente viable.

De hecho, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, había abanderado esta petición, tal y como indicó en la junta de accionistas de marzo, al recordar que con el actual sistema de cargas impositivas, las nucleares "son deficitarias". También el presidente de Endesa, Borja Prado, ha pedido recientemente una revisión del sistema tributario que grava este tipo de generación. Ambas compañías, que se encuentran enfrentadas en el seno de Nuclenor -la sociedad propietaria de Garoña (Burgos)-, precisamente en lo relativo a los plazos de renovación de otras plantas en las que comparten accionariado como Almaraz (Cáceres) o Vandellós II (Tarragona).

A partir de ahora, las corporaciones dispondrán de más tiempo para negociar con el Ejecutivo un cambio del sistema fiscal, que, según indican, se lleva hasta un 42% de los ingresos que tienen estas sociedades nucleares.

En cualquier caso, Araluce ha insistido en que no se puede prescindir de repente de la energía nuclear, ni en términos de eficiencia ambiental ni de funcionamiento del sistema. En el primer caso, porque si España quiere cumplir con los objetivos de emisiones de CO2 para 2030 sin las nucleares, "debería triplicar el actual parque de renovables", a un ritmo de hasta 6.000 megavatios nuevos por cada año, hasta esa fecha. Por otra parte porque si se prescinde de las plantas nucleares, es necesaria una energía que respalde al sistema cuando las eólicas o solares no funcionen por falta de viento u horas de sol.