La Verdad

La concesionaria italiana Atlantia, interesada en hacerse con Abertis

Junta general de accionistas de Abertis.
Junta general de accionistas de Abertis. / Marta Pérez (Efe)
  • De la integración, que ya se intentó hace diez años sin éxito, resultaría un gigante mundial con 13.600 kilómetros en autopistas de peaje

El sector de las infraestructuras puede vivir un cambio radical si finalmente sale adelante la intención de la compañía italiana Atlantis de integrarse con la española Abertis, tal y como han confirmado ambas corporaciones al indicar su idea de «explorar una operación corporativa» entre ambos grupos.

La iniciativa parte de la firma de origen transalpino tras explicar que «entre las distintas opciones estratégicas que evalúa manifiesta a Abertis un interés muy preliminar para examinar proyectos comunes». La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha suspendido la cotización de la compañía antes de que cerraran los mercados. Los títulos de Abertis se revalorizaban en ese momento un 6,6% en el entorno de los 16,29 euros por acción. Los de Atlantis han caído un 3,8% hasta el entorno de los 23 euros.

No es la primera vez que ambas firmas confirman su intención de fusionarse. Ya lo intentaron en 2006, aunque las negociaciones no prosperaron fundamentalmente por cuestiones políticas, lo que llevó al grupo de origen catalán a vender el 6,6% que por entonces tenía en la compañía italiana.

En estos momentos, Abertis, presidida por Salvador Alemany, cuenta con el respaldo de un accionista de referencia, Criteria Caixa, con una participación del 22,3%, aunque el resto –casi un 78%– se encuentra fluctuando libremente en el mercado bursátil. Por su parte, el principal socio de Atlantia es Edizione SRL, el hólding de la familia Benetton, con algo más del 30% del capital, seguido del fondo soberano de Singapur GIC, que tiene un 8%.

Aunque aún no están definidos los términos de la operación, fuentes del mercado dan por hecho que la concesionaria italiana podría ofrecer unos 16 euros por cada título de la española, prácticamente el mismo precio al que han liquidado sus títulos en el Ibex-35.

En cualquier caso, la posición de Atlantis sería predominante sobre Abertis en esa futura integración. La unión crearía un gigante de las infraestructuras, con una red de 13.600 kilómetros de autopistas repartidas en ocho países como Francia, Brasil, Chile, India, Polonia y Puerto Rico, además de España e Italia. Su capitalización bursátil conjunta asciende a 35.000 millones. Pero, por ejemplo, de los 10.600 millones que facturaron ambas firmas el año pasado, casi un 60% correspondieron a la italiana y un 40% a la española. Y se comparan sus cuentas, el beneficio de la primera alcanzó los 1.238 millones frente a los 795 millones de la competidora.

El anuncio de estas negociaciones llega apenas medio año después de que la empresa cuyo consejero delegado es Francisco Reynés regresara al mercado italiano al comprar dos autopistas en ese país. Además, a finales de 2016 Abertis nombró nuevo consejero independiente a Enrico Letta, quien fuera primer ministro italiano durante los años 2013 y 2014.