La Verdad

La CEOE, dispuesta a negociar la subida del salario mínimo

La CEOE, dispuesta a negociar la subida del salario mínimo
/ AFP
  • laboral

  • Juan Rosell indica que la "prioridad" laboral del próximo Gobierno debe ser "modificar la negociación colectiva" y no el incremento del coste del despido

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, se ha sumado al debate que partidos como PSOE y Podemos están abordando sobre la necesidad de incrementar el salario mínimo interprofesional. Y lo ha hecho a favor de abrir el diálogo en torno a esta cuestión entre los diferentes agentes sociales. “No pasa nada si lo debatimos”, ha afirmado durante su intervención en los Cursos de Verano de la UIMP en Santander.

Rosell ha matizado, en cualquier caso, que “primero hay que ver qué es lo que ahora tenemos y en qué medida influye en los ciudadanos”. El salario mínimo se encuentra este año en los 655,20 euros al mes después de que el Ejecutivo lo incrementase 6,6 euros desde el pasado 1 de enero. Es la primera vez que desde la CEOE se abre la puerta de una forma tan determinante a esta cuestión. “Estamos dispuestos a hablar a cuánto podemos llegar y a cuantificarlo porque, además, creo que es necesario”, ha indicado Rosell.

Sin embargo, el presidente de la patronal ha insistido en que es necesario estudiar previamente algunas cuestiones, “como la cantidad de gente que trabaja a tiempo parcial”, quienes no se verían afectados por la subida del salario mínimo; o “a cuántos convenios colectivos sectoriales o territoriales se les aplica”; e incluso se ha planteado analizar, al mismo tiempo, el conjunto de subvenciones y ayudas que reciben los españoles en todos los ámbitos de la Administración. “Veamos qué es lo que hay en otros países, comparémoslo y analicemos sus consecuencias”, ha afirmado.

En materia de reforma laboral, el presidente de la CEOE también se ha anticipado a las posibles derogaciones de las últimas reformas laborales que algunos partidos están prometiendo. En lo relativo a una posible vuelta al despido de 45 días por año trabajo para casos improcedentes, frente a los 33 días actuales, Rosell ha indicado que “ese no es el debate ahora mismo”. Y sí ha afirmado que “la prioridad” del próximo Gobierno tiene que ser “la negociación colectiva, que es la clave para la competividad de las empresas”. También sostiene que la “recuperación” del poder adquisitivo de los salarios “es un hecho”, aunque ha reconocido que le “gustaría que fuera a más”.

El presidente de la CEOE ha insistido en que “no se puede ideologizar” las grandes partidas del gasto sino atender “a las necesidades reales” de la población. Rosell sostiene que se pueden analizar gastos como el sanitario, con una alta población crónica en los centros hospitalarios, así como en educación.