La Verdad

El banco suizo UBS será juzgado en Francia por evasión fiscal

El banco suizo UBS será juzgado en Francia por evasión fiscal.
El banco suizo UBS será juzgado en Francia por evasión fiscal. / REUTERS
  • Se sospecha que captó ilegalmente entre 2004 y 2012 a una rica clientela para abrir cuentas no declaradas

El banco suizo UBS, peso pesado mundial de la gestión de fortunas, fue convocado ante la Justicia francesa por haber implementado supuestamente un extenso sistema de fraude fiscal en Francia en los años 2000, según han informado este lunes varias fuentes cercanas a la investigación.

Jueces de instrucción franceses ya solicitaron el 17 de marzo que el grupo UBS AG fuera juzgado por "captación bancaria ilegal" de clientes y por "blanqueo agravado de fraude fiscal", y su filial francesa por "complicidad", indicaron estas fuentes.

Así, una fuente judicial ha confirmado la convocatoria judicial del grupo suizo. Un portavoz de UBS ha rebatido "las alegaciones y las calificaciones jurídicas" designadas en este caso. "El banco tendrá la posibilidad de responder ante un tribunal a las acusaciones y espera poder beneficiarse de un proceso justo", ha dicho.

Los jueces pidieron que sean convocados ante un tribunal cinco altos responsables del banco en Francia y en Suiza, entre ellos Raoul Weil, exnúmero tres de UBS AG. Se sospecha que el grupo bancario suizo captó ilegalmente entre 2004 y 2012 a una rica clientela para convencerla de abrir cuentas no declaradas en Suiza.

Para esconder los movimientos de capitales ilícitos entre los dos países, el grupo suizo habría implementado una doble contabilidad. Documentos entregados por Alemania a los jueces han permitido que estos evalúen en unos 13.000 millones de francos suizos (unos 12.000 millones de euros) los haberes de unos 38.000 clientes franceses del banco en 2008, según otra fuente consultada.

"Pero no todos los casos suponen necesariamente fraude fiscal", ha añadido tal fuente bajo anonimato, y a sabiendas de que UBS AG fue encausada en 2014 por captación ilegal de clientes y blanqueo agravado de fraude fiscal, tras el fracaso de unas negociaciones con el objetivo de que el grupo se declarara culpable.

"Estas negociaciones fracasaron ya que la fiscalía y el banco no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el importe de las sumas que debía pagar el banco", según han comentado estas mismas fuentes cercanas a la investigación.