La Verdad

Kutxabank logra un beneficio de 76 millones en el primer semestre, un 57% más

Mario Fernández, presidente de Kutxabank.
Mario Fernández, presidente de Kutxabank. / Lobo Altuna
  • Su patrimonio neto se incrementó un 4,2% en los seis primeros meses de ejercicio, hasta alcanzar los 5.158 millones

El Grupo Kutxabank ha cerrado el primer semestre de 2014 con un beneficio neto de 75,9 millones de euros, un 57,3% más que en el mismo periodo de 2013. Según ha informado el banco vasco, durante los seis primeros meses del ejercicio, se ha apreciado "una incipiente mejora" en la situación económica, que "ha derivado en un crecimiento y mejora de todas las líneas de negocio de la entidad".

Aunque el entorno de tipos "continúa en mínimos históricos", se percibe un cambio de tendencia en el Margen de Intereses en el segundo trimestre, porque "la repreciación negativa de la cartera hipotecaria está tocando fondo". "Esta mejora se produce pese al elevado peso relativo de los préstamos hipotecarios sobre el total de la inversión en Kutxabank; la sustitución, en los términos previstos en la ley, de los índices IRPH o la eliminación de determinadas cláusulas suelo, han seguido teniendo un impacto negativo en los ingresos financieros del grupo". Además, el "importante incremento" de los volúmenes de fondos de inversión y planes de pensiones, "ha impulsado la mayor aportación de las comisiones".

Por esta causa, el margen de clientes ha crecido un 1,5%, respecto al primer trimestre del año y se ha situado en los primeros seis meses en 475,7 millones de euros. Según Kutxabank, la "aportación positiva" de la cartera de participadas ha mantenido su "tradicional fortaleza", basada en la gestión de la cartera de renta variable, "en línea con la estrategia de desinversiones desarrollada por la entidad". Este criterio, "que ha atendido la evolución estratégica de las empresas participadas y las oportunidades de mercado", ha compensado los menores ingresos vía dividendos y de otros resultados de explotación, y ha fijado el margen bruto en 674,7 millones de euros.

De este modo, junto con la reactivación del negocio, el primer semestre del año se ha caracterizado por la continuidad en la política de contención del gasto y en el criterio de máxima prudencia en la gestión. Los gastos de administración han caído un 7% sobre el año pasado, a pesar de la entrada en vigor del nuevo impuesto sobre depósitos, mientras que el Margen de explotación se ha situado en 294,5 millones (-4,1%).

"Tras el importante esfuerzo realizado en 2013 para reforzar los niveles de solvencia con los que afrontará los test de estrés europeos de finales de año, durante los primeros seis meses del ejercicio Kutxabank ha destinado 229 millones de euros a dotaciones", han detenido, para añadir que estas provisiones "permiten mirar el futuro con confianza, ya que la cuenta de resultados se sustenta cada vez más en el negocio típico bancario, que ha crecido un 10,4% con respecto al trimestre anterior, en línea con la más pura ortodoxia financiera".

En este sentido, Kutxabank mantiene una mínima exposición a la deuda pública sobre el balance, y "no ha hecho pivotar sus cuentas de resultados de los últimos años en el denominado 'carry trade', con el objetivo de garantizar un negocio no especulativo, sólido y sostenible en el tiempo".

Negocio en las redes

Por su parte, el volumen de negocio de las redes del grupo han crecido en los primeros seis meses del año hasta los 113.533 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,3% en este periodo. A este comportamiento ha contribuido la evolución positiva del negocio típico bancario en el que la entidad sustenta su actividad, ya que desde el inicio del año la nueva inversión crediticia mantiene una trayectoria "sostenida hacia la recuperación y el ritmo en la captación de recursos de todas las redes ha sido elevado".

Los recursos de clientes captados por las redes de negocio de Kutxabank en el primer semestre han ascendido a 51.568 millones de euros, un 4,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2013. En el crecimiento generalizado que han registrado todas las redes de negocio destaca la evolución positiva de la red mayorista, que ha crecido un 3,5%. Además, los recursos de las pequeñas y medianas empresas se han incrementado en un 8,8%.

En el ámbito de la captación de recursos, al igual que durante todo 2014, ha destacado el avance del ahorro a la vista, cuyos saldos han crecido un 3,2%, de los planes de pensiones, con un 9,8% de incremento y, sobre todo, de los fondos de inversión, que han registrado una evolución positiva de cerca del 40%, con un comportamiento notable de las carteras de gestión delegada y de los fondos de gestión activa, que ya representan el 60% de las suscripciones netas de fondos. De esta forma, la gestión de fondos de inversión, de los fondos de pensiones y EPSVs del Grupo Kutxabank se ha situado en el cuarto puesto del ranking del Estado, tan sólo superada por las gestoras de los tres grandes bancos españoles.

Las nuevas contrataciones formalizadas por la red minorista y la red mayorista han situado la evolución semestral de la inversión crediticia del Grupo Kutxabank en números positivos. Este incremento ha logrado moderar la caída de la inversión crediticia anual, que ha descendido un 4,8% con respecto a junio de 2013, mejorando en más de un punto el dato del primer trimestre. Al cierre del semestre, el crecimiento en la facturación de nuevos préstamos hipotecarios del Grupo Kutxabank era del 37% y del 41% en los préstamos al consumo.

"La recuperación gradual de la demanda de crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas se ha reflejado en un crecimiento semestral cercano al 10% en la financiación del circulante para las empresas, del 10,7% en los saldos de las fórmulas de leasing y del 2,16% en la financiación para el acceso al comercio exterior", han destacado.

Desciende la mora

Durante el primer semestre de 2014, Kutxabank también ha percibido un "cambio de tendencia" en la tasa de morosidad de la práctica totalidad de las redes de negocio así como en la entrada de activos dudosos, que caen un 54 por ciento con respecto al mismo periodo de 2013.

"Este dato es especialmente llamativo si se analiza el segmento de banca minorista, negocio principal de la entidad que incluye la financiación hipotecaria para la adquisición de la vivienda, y cuyo índice de morosidad ha sido del 2,5% en la red del País Vasco", han señalado, para añadir que "la tasa de morosidad de la inversión crediticia" ha mostrado un "claro punto de inflexión y ha caído hasta un índice prácticamente idéntico al del final de 2013. Excluida la actividad inmobiliaria, el índice de morosidad del Grupo Kutxabank era del 5,7% al final del semestre. Estos indicadores se comparan de forma muy favorable con la media del sector, que cerró junio en el 13,06%.

Asimismo, el patrimonio neto de Kutxabank se incrementó un 4,2% en los seis primeros meses de 2014, hasta alcanzar los 5.158 millones de euros. El mayor rigor de la nueva normativa europea de supervisión en cuanto al modo de computar los recursos propios de las entidades financieras "tampoco ha sido un obstáculo para que el Grupo Kutxabank haya seguido mejorando su nivel de solvencia durante la primera mitad de 2014, que ha cerrado con un ratio 'core tier I' del 12,6% (12% al cierre de 2013), uno de los mejores de todo el sector".

Este mismo indicador alcanza el 12,4% en su versión 'fully loaded' (es decir, calculado como si ya hubiese transcurrido el período de aplicación progresiva de las nuevas reglas de cómputo). Por su parte, el ratio de solvencia total del grupo se ha situado en el 13% (12,4% al cierre de 2013) y el ratio de apalancamiento, a la cabeza del sector, con el 7,2%, muy por encima del doble del mínimo exigible (3%). "Esta mejora de la solvencia del grupo es fruto del efecto combinado de la generación interna de recursos propios y del proceso continuado de racionalización de su cartera de riesgos", han remarcado.