La Verdad

La Fed saca de la crisis a EE UU al iniciar una subida de tipos gradual desde el 0,25%

Janet Yellen.
Janet Yellen. / Reuters
  • El precio del dinero se incrementará cuatro veces durante 2016 hasta el 1,3%, a la vista de los buenos datos económicos de la primera potencia mundial

  • Los mercados y el dólar reaccionan en positivo, a la espera de la comparecencia de Janet Yellen

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La economía norteamericana ha superado la crisis económica que comenzó en septiembre de 2008 con la caída de Lehman Brothers y ha culminado con la primera subida de tipos de interés en el país en los siete últimos años. La Reserva Federal (Fed) se encargó ayer de constatar el buen estado en el que se encuentra la primera potencia del mundo tras aprobar el incremento del precio oficial del dinero al 0,25%. Fue un paso mínimo, pero esperado por prácticamente todos los inversores. Si el banco central estadounidense no lo hubiera hecho, se habrían encendido todas las alarmas. Y si la medida hubiera sido de mayor impacto, también.

El organismo presidido por Janet Yellen ha acabado con la etapa de dinero barato –los tipos oficiales se habían anclado en el 0% desde hace exactamente siete años, con Ben Bernanke al frente de la Fed– que ha beneficiado a la economía estadounidense a base de inyecciones de liquidez en un sistema contagiado por la crisis financiera de 2009. Lo ha hecho por unanimidad de todos sus miembros. Y, además, con la perspectiva de que el coste del dinero se irá incrementando a lo largo de 2016, aunque de manera gradual. En concreto, se situarían en el 1,37% a finales del próximo año después de otros cuatro incrementos de tipos.

Esa es la causa que explica el comportamiento que han tenido los mercados desde las ocho de la tarde, cuando la Fed ha dado a conocer su decisión. En el caso de las Bolsas, tanto el índice Dow Jones como el S&P-500 mejoran su cotización entre un 0,4% y un 0,5%, a la espera de la comparecencia de Janet Yellen. Por su parte, el euro ha sufrido una caída repentina desde los 1,096 hasta los 1,090 dólares, aunque se ha recuperado también rápidamente hasta la posición inicial que venía registrando durante toda la tarde a la espera de la decisión final.

La Fed venía amagando desde hace 12 meses con subir los tipos en EE UU, a la vista de los datos macroeconómicos que se sucedían mes tras mes. Sin embargo, algunos acontecimientos extraordinarios, como la crisis de China de este verano, habían paralizado al organismo monetario. En estos momentos, el paro estadounidense se encuentra en el nivel del 5% –el nivel más bajo de toda la crisis–, mientras que el Producto Interior Bruto (PIB) crece al ritmo del 2,1%. Sólo la inflación, anclada en el 0,2%, hubiera impedido que la Fed optara por incrementar los tipos de interés