La Verdad

La riqueza de las familias baja en el tercer trimestre por primera vez desde 2012

Un hombre saca dinero de un cajero automático.
Un hombre saca dinero de un cajero automático. / Archivo
  • Alcanzó los 1.134.131 millones de euros, un 0,17% menos que en el trimestre precedente, aunque sigue en máximos históricos

La riqueza financiera neta de las familias españolas alcanzó los 1.134.131 millones de euros en el tercer trimestre de 2014, lo que supone un descenso del 0,17% respecto al trimestre precedente, la primera caída trimestral desde finales de 2012, según datos del Banco de España, que muestran, no obstante, que la riqueza sigue en máximos históricos.

La riqueza de los hogares vuelve así a situarse en los niveles previos a la crisis económica, ya que en el primer semestre de 2007, justo antes del comienzo de la recesión económica, también superó el billón de euros. Esto pone de manifiesto que las familias se están desendeudando y que han aprovechado los años de crisis para reducir su deuda y elevar su riqueza.

De hecho, la deuda de los hogares se ha situado en el tercer trimestre de 2014 en 817.863 millones de euros, lo que supone un 4,4% menos que en el mismo periodo de 2013. Los activos financieros totales de las familias, antes de descontar la deuda que poseen, alcanzaron los 1,951 billones de euros entre julio y septiembre de 2014, un 9,6% más que el año anterior.

Menos dinero en depósitos pero más en acciones

De la riqueza total de las familias, la gran parte de sus ahorros se encuentra en efectivo y depósitos, hasta los 849.963 millones de euros, pero ha caído un 0,88% respecto a hace un año; mientras que en acciones y participaciones los hogares españoles atesoran un total de 708.373 millones de euros, en este caso un 28% más que el año anterior.

En seguros, que suman 321.676 millones de euros, las familias han aumentado un 8,09% su participación, mientras que en los valores distintos de acciones, con 44.986 millones de euros, la han reducido en un 1,05%.

Por el lado de las deudas, de los 817.863 millones de euros que debían las familias españolas hasta septiembre del pasado año, la mayoría de estos pasivos eran préstamos, por importe de 762.554 millones de euros, un 4,6% menos que un año antes.

Dentro del total de créditos, los que tienen un vencimiento a corto plazo caen respecto a hace un año (-1,8%), hasta los 27.416 millones de euros, y los créditos a largo plazo se reducen un 4,76%, hasta los 735.138 millones, si bien siguen copando todavía la mayor parte de la deuda de los hogares.