La Verdad

Atención a la picaresca en las rebajas

Rebajas.
Rebajas. / Archivo
  • Productos en stock que se venden como rebajas, reclamadores profesionales o pactos entre minoristas y proveedores son algunas de las estrategias más utilizadas por los comercios

El factor oportunidad que promueven las rebajas despierta cada año el interés de millones de consumidores. Según la consultora Kantar Worldpanel un 70% de los españoles realizará compras durante la campaña de descuentos y gastará una media de 150 euros. Aunque la crisis todavía tira, el mercado apunta a una mejora, el comercio textil prevé facturar 2.700 millones de euros, un 3,5% más según Acotex. En cuanto al pequeño comercio la CEC (Confederación Española de Comercio) calcula que los pequeños y medianos establecimientos facturarán alrededor de 3.800 millones de euros lo que equivale al 20% de sus ventas anuales.

En España existen más de 500.000 comercios y, algunos de ellos, "hacen su enero" poniendo a la venta productos de stock y restos de serie, se sacan al escaparate en el momento oportuno y se presentan como rebajas al 60% o 70% cuando en realidad nunca han estado a la venta, según afirma el periodista Francisco Canals.

Algunos minoristas y proveedores pactan de antemano para vender al precio que quieren creando una falsa percepción ante los consumidores. También algunos comercios compiten in extremis para vender durante más horas que el resto vulnerando la normativa de horarios comerciales, reparten el importe de la multa entre establecimientos vecinos del mismo gremio para poder seguir abiertos y facturar más que el importe penalizado.

Tampoco falta la picaresca entre los consumidores, como los "reclamadores profesionales", que aprovechan la legislación y la letra pequeña para disfrutar de los productos y devolverlos antes de 15 días. Otros argumentan que el pedido no ha llegado al domicilio o lo clonan después de disfrutarlo (en el caso de CD o películas). Algunos vendedores se niegan a sellar las garantías afirmando que el comprador podrá regresar en un mes cuando compruebe que su producto funciona bien, aunque lo usual es que el consumidor no acuda hasta que surja algún problema. Otros acuden al comercio con un familiar a quien simulan no conocer y, mientras uno devuelve una prenda adquirida antes de la rebajas el otro comprará la misma pasados pocos minutos pero ya con el descuento.

La Federación Al-Andalus afirma que el 80% de los consumidores españoles no conocen la diferencia entre rebajas, liquidaciones o saldos y es que las rebajas también son utilizadas para "colar réplicas y falsificaciones" de todo tipo. El fenómeno del falso lujo es una de las motivaciones del consumidor. En Internet es posible adquirir relojes Rolex cuyo precio no supera los 50 euros, prendas deportivas, americanas, corbatas de conocidas marcas, zapatos italianos, perfumes y hasta vestidos de boda. Según un estudio de la consultora Mark Monitor, uno de cada cinco compradores online compró sin saberlo un producto falsificado en Internet.

Temas