La Verdad

Hollande pide medidas a escala europea para estimular la economía

François Hollande y Manuel Valls.
François Hollande y Manuel Valls. / Patrick Kovarik (Afp)
  • El presidente francés subraya que Europa tiene un problema de consumo derivado de "las políticas de austeridad" llevadas a cabo en los últimos años

El presidente francés, François Hollande, que culpa a las políticas de austeridad en Europa del mal resultado económico, indica que va defender medidas a escala europea para estimular la demanda y adaptar la reducción del déficit a "la situación excepcional" de bajo crecimiento y "muy baja inflación".

"El diagnóstico es implacable: hay un problema de demanda en toda Europa. La zona euro tiene un excedente comercial, una inversión insuficiente y una tasa de crecimiento que no permite hacer bajar el paro. Eso se debe esencialmente a las políticas de austeridad que se han llevado a cabo desde hace varios años", denuncia Hollande en una entrevista publicada por 'Le Monde'.

Pero a la pregunta de cómo estimular el consumo en Francia, el presidente socialista responde que "si debe haber un apoyo de la demanda, hay que hacerlo a nivel europeo" y Francia va a defenderlo ante sus socios de la Unión Europea (UE). Y hace notar que con la situación en la que encontró su país cuando llegó al poder en mayo de 2012, estimular la actividad con gasto público habría tenido como consecuencia "agravar (la) deuda pública y deteriorar" la balanza comercial. Por eso su política se ha decantado por favorecer la producción con reducciones masivas de impuestos para las empresas.

Promesas incumplidas

A otra cuestión sobre el incumplimiento de sus promesas de reducir el déficit y el desempleo en 2013, Hollande replica que "el entorno internacional y europeo se ha degradado desde hace un año" a causa de las "incertidumbres geopolíticas" en Ucrania o Irak, y por "la continuación de las políticas de austeridad en Europa".

En ese contexto, y aunque insiste en que hay que seguir reduciendo el déficit público, puntualiza que "el ritmo de consolidación presupuestaria en europa debe adaptarse a la situación excepcional que atravesamos, caracterizada por un bajo crecimiento y, sobre todo, por una muy baja inflación". A ese respecto, afirma que no se trata de plantear "un cara a cara con Alemania", que ha mostrado su reticencia a nuevos aplazamientos en los objetivos de disminución de los números rojos en las cuentas públicas porque "se trata de un debate europeo".

Hollande sostiene que el valor del euro con respecto a otras divisas está muy alto porque "se había apreciado exageradamente con respecto a la situación económica de Europa" y aunque el Banco Central Europeo (BCE) "es consciente" de ese problema y ya se está produciendo un reequilibrio respecto al dólar, ese proceso "no está terminado".

Reunión con los líderes socialdemócratas europeos

El presidente francés se muestra convencido de que su país conseguirá para su candidato Pierre Moscovici "un puesto importante" con "responsabilidades en el terreno económico" en la próxima Comisión Europea (CE).

Anuncia que la semana próxima reunirá en París a los líderes socialdemócratas europeos "para hacer converger" sus posiciones, pero niega cualquier voluntad de "constituir una coalición" dentro del Consejo Europeo, tras reconocer que mantiene relaciones políticas y personales estrechas con el presidente del Consejo italiano, Matteo Renzi.

"Para Francia -concluye-, Europa debe ser una protección: una protección de nuestros intereses, de nuestros derechos, de nuestros valores en el mundo, una protección para defendernos frente a las amenazas, pero también una protección respecto a los excesos de la globalización".