Doble ofensiva de los regantes

Los miembros de la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia se concentraron ayer ante la Confederación, a los que se sumaron los regantes del Trasvase./JAVIER CARRIÓN / AGM
Los miembros de la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia se concentraron ayer ante la Confederación, a los que se sumaron los regantes del Trasvase. / JAVIER CARRIÓN / AGM

La batería de sondeos se manejará con mucha prudencia para evitar que baje el nivel freático y afecte al subsuelo en Murcia, como ocurrió en 1995

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Protestas a pares. La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) recibió ayer la ofensiva combinada de los regantes del Trasvase y de la huerta de Murcia para reclamar con urgencia agua de pozos y de desaladoras. Los primeros aprobaron un calendario de movilizaciones que calentarán el ambiente durante dos meses en Murcia, Torrevieja y, si pueden, en la Puerta del Sol de Madrid, mientras que los huertanos exigieron mayor agilidad a la CHS. El presidente del organismo de cuenca, Miguel Ángel Ródenas, resumió la situación cuando los usuarios del Trasvase pidieron de nuevo su cabeza: «Pueden tomar las decisiones que consideren oportunas. La realidad es que en estos momentos no hay agua para las 230.000 hectáreas de regadíos. Se ha exprimido todo lo que se podía». En concreto, señaló que no queda ni un metro cúbico para las tierras dependientes del acueducto. Sobre su cese, añadió que él es un funcionario nombrado por el Ministerio.

La reapertura de la batería de pozos de sequía de la huerta, que es la principal reclamación de la Junta de Hacendados para compensar el cierre de las acequias, está supeditada a los estudios técnicos, ya que las extracciones deben realizarse con la máxima prudencia para evitar que un brusco descenso del nivel freático afecte a la ciudad de Murcia, comentó Ródenas, como ocurrió en 1995. Los responsables de la CHS se reunieron con Diego Frutos y otros representantes de los hacendados mientras varios cientos de huertanos protestaron en la puerta de la Confederación reclamando «soluciones ya». A estos se sumaron representantes del Círculo por el Agua que tuvieron una asamblea momentos antes en la Cámara de Comercio.

Ródenas explicó que se van a realizar pruebas antes de activar los pozos y comprobar qué volumen se puede extraer. No necesitan una nueva declaración de impacto ambienta. «La Confederación ya está trabajando para ver si en los próximos días somos capaces de poner en marcha esas instalaciones y que circule el agua por las acequias para atender las plantaciones más urgentes», aunque advirtió de que «algunas aguas son de mala calidad». Ródenas trasladó al presidente de la Junta de Hacendados, Diego Frutos, la colaboración de la CHS «para hacer más llevadera una situación compleja».

El Círculo por el Agua dice que hay un gran «cabreo» con la CHS y propone que se cambie al presidente

Ródenas replica que se ha exprimido la cuenca al máximo y que no queda agua para los regadíos

Diego Frutos hizo una valoración «positiva» de la reunión y destacó que el organismo de cuenca «está haciendo todo lo posible», aunque pidió que «los tiempos de la Confederación y del Ministerio coincidan con los tiempos de los regantes, porque los cultivos no aguantan». Expresó su deseo de que llueva porque de lo contrario «el año se va a hacer muy largo». Además de los pozos, los huertanos solicitan que reviertan los caudales tratados en la depuradora de Rincón del Gallego.

Mujeres del Raiguero

En la plaza Fontes coincidieron la Junta de Hacendados y los miembros del Círculo por el Agua, así como la Asociación de Mujeres Rurales del Raiguero de Totana, que denunció los «engaños y mentiras de los políticos». Lucas Jiménez, presidente del Sindicato de Regantes del Trasvase (Scrats), expresó su apoyo a los huertanos. El Círculo por el Agua, que integra a las mesas de Murcia, Alicante y Almería, sumó ayer a UGT y CC OO. Jiménez avanzó el calendario de movilización tras una asamblea presidida por una pancarta de advertencia: 'La huerta de Europa se nos muere'.

Apeló a la unidad y se lamentó de que los regantes «hemos pecado de buena fe esperando las soluciones que proponía la clase política, creyendo que iban a llegar a buen puerto». Criticó el fracaso de estas gestiones después de tantos años de reivindicaciones. «Ahora estamos en otra fase, en la que los usuarios queremos aportar soluciones». Al ser preguntado por la actuación de la CHS, señaló que «existe un cabreo tremendo» en el sector con la Confederación y la Administración del Estado. A su juicio, «debe haber cambios» en la dirección del organismo de cuenca.

Recordó que los gobiernos de Murcia, Valencia y Andalucía apenas tienen competencias sobre aguas, para que puedan ayudar de una forma más decidida a los regantes.

El PSOE pide un trasvase excepcional, como hizo González

El secretario general del PSRM-PSOE, Diego Conesa, que ayer se reunió con el consejero Francisco Jódar para avanzar en el Pacto Regional del Agua, dijo que su partido «siempre está dispuesto» a buscar el consenso en las grandes cuestiones de la Región. Lamentó que «detrás de la pancarta de 'Agua para Todos' hemos perdido diez preciosos años para solucionar el problema». Subrayó que si hay necesidades de urgencia, «es el Consejo de Ministros el que tiene que tomar las medidas necesarias, como en su momento las tomaron otros gobiernos del PSOE». En este sentido, el diputado socialista Jesús Navarro pidió que se realice un trasvase de emergencia. «Hay caudal suficiente. Estamos hablando de unos 20 o 25 hectómetros; con menos agua embalsada en Entrepeñas y Buendía, se hicieron trasvases de emergencia con los gobiernos de Zapatero y Felipe González».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos