El discurso vuelve al papel en una sesión fría dentro y fuera del hemiciclo

Fernando López Miras comprimió su idea de Región de Murcia y sus principales retos hasta final de legislatura en 29 folios escritos a una sola cara, bien estructurados por temas. En el hemiciclo no hubo esta vez 'teleprompters' para hacer creer que el presidente había memorizado su discurso, como ocurrió en anteriores citas. El protagonista de la primera sesión tampoco se esforzó demasiado por realzar los mensajes más destacados y a veces leyó apresurado, como si el tiempo jugara en su contra, cuando él, precisamente ayer, no tenía límites para dirigirse a la Cámara.

El ambiente fue frío dentro y fuera del hemiciclo. Los diputados del PP aplaudieron a su jefe de filas en contadas ocasiones en hora y media de intervención. La oposición también fue respetuosa: solo tímidos comentarios y risas en la bancada socialista cuando el presidente dijo advertir retrasos en algunos proyectos por el reciente cambio de Gobierno. En el Patio de las Comarcas, espacio reservado para autoridades e invitados 'vip', quedaron sillas vacías toda la mañana. Ni siquiera el PP movilizó como antaño a sus militantes para arropar al jefe en uno de los días señalados del curso político.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos