Miles de personas piden el fin del copago sanitario y las listas de espera

Manifestantes de la Marea Blanca, este jueves, en Murcia. / Nacho García / AGM

La Marea Blanca protagoniza una multitudinaria manifestación en la Gran Vía de Murcia en defensa de la sanidad pública

EFEMurcia

Miles de personas, unas 6.000 según los organizadores, buena parte de ellas vestidas con batas blancas, se manifestaron este jueves en Murcia convocadas por el medio centenar de organizaciones agrupadas en la denominada Marea Blanca para pedir al Gobierno regional más presupuesto para acabar con los copagos y las listas de espera.

Desde las puertas del hospital Reina Sofía hasta la Gran Vía, y tras la que abría la marcha con la leyenda "La sanidad pública no se vende, ¡se defiende!", enarbolaron pancartas en las que podía leerse "Los recortes en sanidad matan" o "Mi formación, tu salud", coreada sobre todo por alumnos de medicina y enfermería de la Universidad de Murcia (UMU), que piden prioridad para las prácticas.

También coreadas en consignas, podía leerse o escucharse "Formáis a enfermeros para que vayan al paro", "La universidad pública, en el aire", "Murcia, la fábrica de enfermos", "Ayuntamientos por la salud pública" o "En defensa de los servicios públicos".

Al son de la batucada del grupo de percusionistas que anunciaba la llegada de la protesta, un grupo de manifestantes llegó desde las lejanas pedanías moratalleras de Benizar y El Sabinar para pedir "Urgencias 24 horas y pediatra ¡ya!".

Entre las peticiones generales que los convocantes recordaron con la lectura de un manifiesto conjunto, destacan la exigencia de que se ponga fin a los recortes en sanidad, que las plantillas de los centros se adecúen a las necesidades de los usuarios y usar a pleno rendimiento todas las tecnologías y quirófanos disponibles.

También solicitan apostar por una mejor atención primaria, una gestión bien planificada y más eficiente de los recursos públicos que evite derivar pacientes a la sanidad privada, la creación de urgencias extrahospitalarias y mayor atención a la salud mental.

Exigen además ayudas al copago de fármacos para las familias y pensionistas con rentas inferiores a 18.000 euros anuales, los menores con discapacidad, enfermedades crónicas o cáncer y con dolencias graves, y acabar con las desigualdades entre áreas sanitarias, como se encargaron de recordar los llegados desde la de Lorca, que sufren unas listas de espera más dilatadas que en otras.

"Que se permita y promueva de forma inmediata la participación ciudadana real y efectiva en el Servicio Murciano de Salud a través de los actuales Consejos de Salud de Área y que se desarrolle una nueva normativa por la que estos tengan mayores competencias", se lee también en el manifiesto.

Apoyaron con su firma estas reivindicaciones las asociaciones de Usuarios de la Sanidad y para la Defensa Sanidad Pública; las sociedades de Medicina de Familia y Comunitaria, de Endocrinología, Metabolismo y Nutrición, de Reumatología, de Medicina Preventiva y Salud Pública y de Enfermería de Atención Primaria, y los colegios de médicos, enfermeros y fisioterapeutas.

También lo hicieron los sindicatos Médico, de Profesionales de la Sanidad y de Enfermería; las facultades de Medicina, Farmacia y Trabajo Social de la universidad de Murcia, UGT, CCOO, PSOE, Podemos, IU-V, UPyD, los foros Social y Ciudadano, la EAPN, Consumur, Attac, el movimiento 15M, los "yayoflautas", la Red Ciudadana por la Salud y AUGC, entre otras muchas organizaciones y colectivos de todo signo.

De los dirigentes presentes en la marcha sin abrirla destacaban los secretarios generales del PSOE, Diego Conesa, junto a la alcaldesa molinense, Esther Clavero, y la Ejecutiva regional del partido, y de Podemos, Óscar Urralburu, también junto a destacados nombres morados, así como candidatos al rectorado de la UMU.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos