La dirección regional de Podemos evita valorar la rebelión en el partido por los nuevos estatutos

Las comisiones de garantías autonómicas declaran nulas las reglas impuestas por Iglesias, que incluyen un régimen disciplinario que no se aprobó en Vistalegre II

D. VIDAL / EFEMURCIA

Las comisiones de garantías autonómicas de Podemos acordaron ayer reclamar al órgano de dirección del partido que revoque los nuevos estatutos aprobados y rehabilite a la presidenta de la Comisión de Garantías estatal, Olga Jiménez, que fue suspendida también ayer. Este acuerdo es uno de los puntos aprobados en una reunión del Pleno Federal de Comisiones de Garantías Democráticas con representación de 12 de las 16 comisiones autonómicas, que son «completamente independientes del partido», según recalcaron fuentes de Podemos Región de Murcia.

Tan independientes, con tan pocos lazos con el partido, que las mismas fuentes no fueron capaces de aclarar si el representante de la comisión murciana votó a favor, en contra, se abstuvo (como ocurrió con la comisión cántabra) o no asistió a la reunión federal. Todo parece apuntar a que la comisión murciana no estuvo presente en la votación. «Ni siquiera nos informan porque el partido es totalmente ajeno a su actividad y tampoco pedimos explicaciones», observaron ayer fuentes del partido a 'La Verdad'. «Así que no sabemos si la comisión autonómica murciana se abstuvo o simplemente no fue a la reunión», reiteraron las mismas fuentes, que evitaron pronunciarse al respecto de una rebelión interna que tiene como origen la petición de nulidad de los nuevos estatutos del partido, impulsados por la dirección de Pablo Iglesias, que establecen un régimen disciplinario con sanciones incluidas para quienes filtren información interna. Un extremo que, según defienden estas comisiones, no figuraba en los documentos que se aprobaron en Vistalegre II. «No vamos a decir nada», zanjaron las mismas fuentes.

Estos organismos de la formación morada reclaman su «necesaria independencia»

«Presiones»

Los representantes de estas comisiones reivindican su «necesaria independencia» de la dirección nacional y denuncian «las presiones sufridas» por la Presidencia de la Comisión General de Garantías Estatales (CGDE), motivos por los que reclaman de los órganos políticos de Podemos «un marco de respeto y colaboración». Las comisiones presentes ayer, que denuncian que «el Consejo de Coordinación Estatal ha invadido las competencias y funciones de la Asamblea Ciudadana Estatal», aprobaron finalmente una dura declaración en la que consideran como «nulos de pleno derecho» estos estatutos y piden al Consejo de Coordinación Estatal, el órgano colegiado para las tareas de carácter político y coordinación interna, que los anule y revoque el expediente abierto contra Olga Jiménez, que fue suspendida ayer como presidenta de la Comisión de Garantías estatal. Dicho órgano instruye un expediente contra ella, por entender que se «ha excedido» en sus funciones.

Fotos

Vídeos