Deuda para todos, ¿quién dijo miedo?

La bola crece y ya tocamos a 6.000 euros por cabeza, pero no todo se debe a la mala financiación estatal

Montaje de la pasarela junto al paso a nivel de Santiago el Mayor, ayer a mediodía. / Edu Botella / AGM
Montaje de la pasarela junto al paso a nivel de Santiago el Mayor, ayer a mediodía. / Edu Botella / AGM
Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El galopante incremento de la deuda de la Comunidad Autónoma no es normal. La 'púa' alcanza los 8.795 millones de euros, y multiplica por once la deuda que había en el año 2008. Tocamos a un millón por cabeza de las antiguas pesetas. Y no todo se puede achacar al escaso dinero que recibe la Región del Gobierno central, como apuntó el exconsejero Juan Bernal. En eso coincide el diputado socialista Ángel Rafael Martínez, quien advirtió ayer de que la Comunidad está mal financiada, pero que el problema del déficit no se debe solo a eso, «sino también a que la gestión presupuestaria es nefasta». «Y ante esto, a nuestro Gobierno regional solo se le ocurre anunciar bajadas de impuestos», criticó.

La bajada de impuestos que rechaza el PSOE -como el de Sucesiones y Donaciones, que obligaba a tributar a todo hijo de vecino por la mera transmisión de la vivienda familiar- representa una cantidad pequeña en comparación con el desajuste de las cuentas autonómicas. La deuda aumentó en casi 500 millones de euros el año pasado, y el único consuelo es que creció menos que en ejercicios anteriores. Murcia es porcentualmente la región que más dinero le debe al Estado -un 81,5%- a golpe de FLA y otros fondos de financiación extraordinarios. Esto no es gratis. Y no se sabe qué depararán el nuevo sistema de financiación autonómica y la pretendida condonación o mutualización de la deuda. Será muy complicado que Murcia nivele sus gastos e ingresos con un generoso trato estatal. Es cierto que el déficit se ha reducido (rozó el 5% años atrás y ahora está en el 1,5%, aunque rebasando el límite), pero Murcia no puede seguir con esta dinámica. Otras comunidades han hecho más esfuerzos para controlar sus excesos. La sanidad es la que más recursos consume, pero basta con preguntar a algunos profesionales para saber que no es cuestión de dinero, sino de una mejor gestión. Hay protocolos, convenios y rutinas que se resisten a cambiar y que impiden que se consiga un importante ahorro. Denuncian incluso que hay quirófanos muertos de risa e infrautilizados en hospitales públicos.

Controlar las obras del AVE

La comisión de la comisión

A la oposición le resultará difícil 'sacar petróleo' de la comisión parlamentaria sobre el soterramiento de las vías y la llegada del AVE. Monta en cólera ante la negativa del presidente de Adif, del secretario de Estado de Infraestructuras y del delegado del Gobierno de comparecer en la Asamblea. Lo más práctico será que los diputados participen también en la comisión de seguimiento que ya existe en Murcia. A algunos no les parece mala idea. Así tendrían información de primera mano -para incorporar a sus conclusiones- de los trabajos en curso, entre ellos el montaje de la pasarela peatonal que se levanta en Santiago el Mayor. Adif y el Ayuntamiento apurarán al máximo antes de cerrar el paso a nivel. En septiembre o más tarde.

Choque Castejón-Segado

El Puerto 'ferroviario'

Pasados dos días, se ha montado la traca entre la alcaldesa de Cartagena y el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, sobre las obras ferroviarias que puede financiar Puertos del Estado. Castejón pide que pague el 'tercer hilo' hasta Murcia y el soterramiento del AVE en Cartagena; y Segado contesta que sufragarían la variante de Alcantarilla y el baipás de Beniel (además de Camarillas). En consonancia con su discurso -el enlace con Madrid y el Corredor Mediterráneo- Puertos del Estado podría financiarlo todo menos el soterramiento. La vía de Escombreras conecta con la línea en las afueras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos