Detienen a un presunto estafador que vendía falsos lingotes de oro en la Red

Un agente muestra los falsos lingotes de oro incautados. / cnp
Un agente muestra los falsos lingotes de oro incautados. / cnp

El sospechoso, que ocultaba parte del material en una casa de Murcia, había logrado perfeccionar su técnica

LA VERDADMURCIA

Barras doradas tan perfectas que solo un ojo experto podía diferenciarlas de las reales. La Policía Nacional ha detenido a un presunto estafador acusado de vender falsos lingotes de oro y monedas de plata a través de plataformas 'online'. Según explicaron fuentes del Cuerpo, el sospechoso, que ha sido arrestado en Huesca, ocultaba en una vivienda de Murcia parte de sus falsificaciones, que vendía, al parecer, a un precio ligeramente inferior al del mercado para no levantar sospechas entre sus potenciales víctimas. Llegaba a obtener con el engaño un beneficio neto de un 1.200% en cada una de sus operaciones.

La investigación se inició a raíz de la denuncia presentada en Huesca por uno de los afectados, que compró a través de una aplicación de telefonía móvil cinco lingotes de oro desembolsando por ellos 5.000 euros. Una vez tuvo las piezas en su poder, acudió a una joyería acreditada para que analizaran el material con el que estaban fabricados y pudo comprobar que había comprado lingotes falsos.

Los investigadores realizaron gestiones y localizaron a otros tres posibles perjudicados en Barcelona y Madrid. Tras recibir la alerta policial, estos compradores comprobaron también que, efectivamente, los lingotes que les habían vendido eran falsos. Los agentes averiguaron la identidad del supuesto estafador y constataron que se disponía a cometer un nuevo fraude por lo que procedieron a su detención. En el momento del arresto portaba ocho lingotes falsificados en sus bolsillos y 4.155 euros.

El supuesto defraudador, un treintañero afincado en Huesca, lograba un beneficio de hasta el 1.200%

En los registros en los domicilios del detenido, en Huesca y Murcia, se aprehendieron 72 réplicas de lingotes, la mayor parte de una fábrica de moneda de Australia. Los investigadores también hallaron material de Suiza, Turquía y Canadá, así como monedas de plata y conmemorativas del Vaticano, San Marino e Italia.

El sospechoso se servía de un manual antifraude publicado por la Casa de la Moneda de Australia para perfeccionar sus falsificaciones y perpetrar así con mayor facilidad el engaño. Utilizaba las plataformas de venta 'online' para publicar la venta de los lingotes, anunciándolos a un precio solo ligeramente inferior al del mercado. De esta forma no generaba desconfianzas por la diferencia de coste y podía llegar a obtener un beneficio del 1.200%.

Además, los lingotes que ofertaba se trataban de falsificaciones muy perfeccionadas y que emulaban lingotes emitidos por la Casa de la Moneda de Australia. Este organismo elaboró en el año 2015 un documento de consulta publicado en internet que detallaba aquellos elementos de sus lingotes que podían advertir de una posible falsificación para evitar de esta forma fraudes en las operaciones de compraventa.

El detenido utilizaba el manual para perfeccionar sus réplicas, corrigiendo pormenores que, según esta guía antifraude, alertaban de una posible estafa. Entre el material incautado se hallaron tres lingotes de una etapa anterior a la elaboración de este informe; el resto de material intervenido ya había subsanado los defectos detectados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos