Detenidos dos nicaragüenses por amenazar y agredir a testigos en un proceso judicial

Los arrestados, que ya han sido puestos en libertad, también insultaron a los agentes de Policía en la televisión de su país y afirmaron que habían comprado a los testigos

LA VERDADMurcia

Dos hombres de nacionalidad nicaragüense fueron detenidos por la Policía Nacional como presuntos autores de un delito de obstrucción a la justicia y delito leve de lesiones e injurias y calumnias.

El pasado año la Policía Nacional, a través de su Jefatura Superior en la Región de Murcia, llevó a cabo la desarticulación de una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral, favorecimiento de la inmigración ilegal y coacciones por lo que se detuvo a ocho de sus integrantes.

En dicha investigación se pudo determinar que el modus operandi empleado por la banda consistía en la captación de nacionales de Nicaragua, mayoritariamente mujeres de la ciudad de Nueva Guinea, con el fin de trabajar como internas en el servicio doméstico sin poseer un permiso de residencia y, por tanto, de contrato laboral. Las víctimas adquirían una deuda de viaje extremadamente alta y muy difícil de saldar con el salario que percibían. Dicha deuda además era avalada con el cambio de titularidad de alguna propiedad que tuviese en su país de origen.

En contexto

Amenazas a víctimas parte de un procedimiento judicial

Tras la práctica de estas detenciones, los investigadores tuvieron conocimiento de que algunos miembros de la organización criminal se estaban poniendo en contacto nuevamente con sus víctimas para reclamarles el pago de la deuda, amenazas dirigidas concretamente hacia aquellas que forman parte del procedimiento judicial abierto con el propósito de que se retractasen judicialmente en su declaración. En alguno de los casos esta situación intimidatoria terminó con una agresión física.

Injurias vertidas sobre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado en un medio público

Los investigadores pudieron verificar que el líder de la organización había concedido una entrevista a un medio informativo local en Nicaragua sobre la investigación policial y judicial en la que se encuentra incurso en España. En dicha entrevista, publicada en distintas redes sociales, esta persona afirmaba que la Policía Nacional engañó a los denunciantes para conseguir que los denunciasen llegando a ofrecerles dinero para ello y que el relato de las víctimas era falso pues lo único que buscaban era regularizar su situación. Además añadió algún comentario insultante que lesiona la dignidad de los agentes intervinientes en la investigación inicial.

Todo lo acontecido ha llevado a la detención de los dos presuntos autores de las amenazas, lesiones y calumnias. Tras escuchar sus declaraciones en presencia letrada fueron puestos en libertad.

Fotos

Vídeos