Desestiman la mala práctica médica en la muerte de un paciente por infección tras diagnosticarle dolor abdominal

La viuda y los hijos del fallecido pedían una indemnización de 137.000 euros al exponer que se trataba de un caso de responsabilidad patrimonial

EFEMurcia

El Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM) señaló en un dictamen que no considera probado que la infección en los conductos biliares que causaron el fallecimiento de un paciente en mayo de 2014 fuera consecuencia de una mala actuación médica.

El dictamen coincide con el instructor del expediente que fue abierto en la Consejería de Sanidad que no procede estimar la reclamación efectuada por la viuda y los hijos del fallecido, que pidieron una indemnización de 137.000 euros al exponer que se trataba de un caso de responsabilidad patrimonial.

Los familiares expusieron en su demanda que el paciente ingresó en el hospital Lorenzo Guirao de Cieza en abril de aquel año y que fue dado de alta al día siguiente con el diagnóstico de dolor abdominal inespecífico.

Dos días más tarde volvió a ingresar en el citado centro hospitalario, donde permaneció ingresado hasta mediados de mayo, con el diagnóstico de colecistitis aguda, acordándose su traslado al hospital Morales Meseguer de Murcia. La evolución de su estado fue a peor, hasta el punto de que falleció al día siguiente de su ingreso.

El informe del CJRM señala que el letrado que intervino en defensa de los familiares "consideró que la muerte se debió al mal funcionamiento de los servicios médicos, aunque no llegó a especificar qué particular asistencia o qué mala práctica sanitaria pudo motivarlo".

Y añade que esa mala práctica, que habría supuesto un caso de responsabilidad patrimonial por parte de la Consejería de Sanidad, no ha quedado probada.

Así, se remite al informe pericial médico aportado a las actuaciones, "en el que se indica que el paciente presentaba diversas patologías, que lo hacían complejo desde un punto de vista médico, y una situación basal muy límite, por lo que en ese contexto la infección que sufrió resultó determinante del resultado fatal que se produjo".

Y añade que el mismo dictamen pericial "explicó que la colangitis y, en general, la patología de la vía biliar, es una patología muy grave, con la que se asocia una mortalidad elevada, del 10 al 25 por ciento, a pesar de que se puedan adoptar todas las medidas que hoy resultan posibles para resolver el cuadro".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos