Otras dos desaladoras trabajan a tope para evitar cortes de agua a la población

La ministra, con los presidentes de confederaciones. A la derecha, Ródenas y Gallardo/Magrama
La ministra, con los presidentes de confederaciones. A la derecha, Ródenas y Gallardo / Magrama

La ministra reúne a las confederaciones hidrográficas para marcar prioridades: suministro urbano y caudal ecológico

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Las desaladoras de Torrevieja y Valdelentisco (Cartagena) están trabajando a tiempo completo para garantizar el abastecimiento a la población, según las instrucciones del Ministerio de Agricultura. Estas dos instalaciones de Acuamed producen en exclusividad para la Mancomunidad de Canales del Taibilla, explicó ayer el presidente de la Confederación del Segura, Miguel Ángel Ródenas.

Los regadíos tendrán que esperar para surtirse de ambas desaladoras, aunque sí pueden hacerlo en la planta de Águilas. La Mancomunidad dispone también del agua que se produce en las desaladoras de su propiedad ubicadas en San Pedro del Pinatar y Alicante. Las transferencias desde la cabecera del Tajo -que representan formalmente más del 40% del consumo de la población- no se reanudarán hasta que no se recargue con lluvias abundantes.

Ródenas participó ayer en la reunión que mantuvo la ministra de Agricultura con los responsables de las demarcaciones hidrográficas y otros organismos, como Canales del Taibilla y Acuamed, donde se marcaron las directrices para afrontar esta grave sequía: prioridad absoluta a los abastecimientos y atención a los caudales ecológicos.

Tejerina pide ahorrar

La ministra manifestó que el Gobierno tiene preparadas medidas de emergencia si se agrava la sequía para garantizar el suministro humano a la población y minimizar restricciones en otras actividades económicas. Después de reunirse con las confederaciones, manifestó en los pasillos del Congreso que existe un seguimiento «permanente» y que se han «identificado actuaciones» posibles ante la prolongación de la sequía -que dura cinco años en el Levante- su extensión a todo el territorio nacional y el descenso de agua en los embalses. Explicó que las confederaciones hidrográficas trabajan teniendo en cuenta «todos los escenarios, incluso los más dramáticos», analizando el peor supuesto en cada mes de la serie histórica y vigilando la situación para salvaguardar el suministro humano de agua, informa Efe.

En ese sentido, se han previsto obras de emergencia y la «movilización de recursos adicionales» para que no se vea afectado el abastecimiento de agua a los ciudadanos. Recalcó que al llegar al «quinto año» de sequía es muy difícil mantener las garantías de los regadíos. Tejerina pidió a los ciudadanos que ahorren y hagan un uso responsable del agua. Aseguró que para paliar el impacto de la sequía en el campo se han tomado muchas medidas, como el anticipo de los pagos de la PAC, una dotación de 200 millones de euros para avales o exenciones en las tarifas para regantes.

Más

Fotos

Vídeos