La Verdad

Almagro devuelve una bola, ayer, en su partido con Seppi.
Almagro devuelve una bola, ayer, en su partido con Seppi. / AFP

Almagro gana a Seppi y será el primer rival de Nadal en Roma

  • El murciano y el balear se han enfrentado catorce veces en los últimos once años, con trece triunfos para el de Manacor

El tenista murciano Nicolás Almagro eliminó ayer al italiano Andreas Seppi en la primera ronda del Masters 1000 de Roma, al imponerse 7-6 (8), 6-3 y será el primer rival de Rafael Nadal en la tierra batida del Foro Itálico.

Almagro, número 73 del ránking ATP, llegó al cuadro principal del torneo romano tras pasar por las clasificaciones y salió ganador ayer por la tarde de un partido muy disputado, que duró una hora y 57 minutos, ante un ídolo de los aficionados italianos.

El tenista murciano, de 31 años, logró ganar la primera manga en un tenso desempate, que terminó 8-6 a su favor, y sentenció el duelo en la segunda, en la que rompió dos veces el saque del italiano para sellar un 6-3. La última vez que Almagro y Seppi se enfrentaron se remonta a la segunda ronda del Roland Garros de 2013, y también en esa ocasión el español se hizo con la victoria (7-6, 6-0, 6-4).

Tras pasar dos rondas previas y el duelo de ayer, Almagro se medirá contra un Nadal en gran estado de forma, que encadenó este año los triunfos en Montecarlo, Barcelona y Madrid y que busca en Roma la que sería su octava corona.

Este derbi español es un clásico del circuito ATP, ya que los dos tenistas se enfrentaron catorce veces en los últimos once años.

Las estadísticas sonríen al reciente campeón del torneo de Madrid, que ganó 13 veces ante Almagro y que solo perdió una vez, en la final del torneo de Barcelona de 2014.

La tranquilidad de Nico

Nicolás Almagro aseguró ayer que encarará el partido de hoy ante Nadal «con tranquilidad» y con el deseo de «aprovechar» las oportunidades que surjan. Almagro añadió que se encuentra «muy bien» físicamente.

«Encaro el partido [contra Nadal] con la tranquilidad de que estoy haciendo bien las cosas. Hay que jugar agresivo y ojalá que pueda tener mis oportunidades y que las pueda aprovechar», aseguró. Nico subrayó que su camino para entrar en el cuadro principal ha sido duro y que eso fortaleció su confianza. «Esta claro que en tierra partidos fáciles hay pocos, he jugado aquí con dos italianos en tres partidos, y con Dolgopolov, que es un grandísimo jugador».