La Verdad

TENIS

Pepe Alcolea quiere integrar en la Federación las escuelas municipales

José Alcolea, en el centro con gafas, rodeado por los miembros de su equipo, en el Murcia Club de Tenis, ayer.
José Alcolea, en el centro con gafas, rodeado por los miembros de su equipo, en el Murcia Club de Tenis, ayer. / V. VICÉNS / AGM
  • El nuevo presidente de la Federación Murciana cree que permitiría fomentar el deporte de la raqueta y aumentar el número de licencias

La Federación de Tenis de la Región de Murcia (FTRM) pretende integrar a las escuelas municipales en su organización, lo cual le permitiría fomentar más este deporte a nivel de base y ganar en número de licencias, ya que «actualmente hay 1.300 y un buen objetivo sería alcanzar las 2.000», dijo ayer José Alcolea en su presentación como presidente federativo.

Alcolea, quien presidió el Club de Tenis Cartagena desde 1997 hasta hace unos meses, está al frente de una junta directiva en la que figuran Antonio Estaca, Pedro José Madrid y Emilio Gómez, como vicepresidentes; además de Lorenzo Martínez, Francisco Javier González, José Domingo Cubillana, Antonio González Palencia, Carlos Alcaraz, Abelardo Pinar, Juan David Cano y Pedro Adolfo Campoy.

Alcolea recordó a su antecesor, Antonio García Alarcón, quien falleció el pasado mes de junio, antes de hablar de sus proyectos y objetivos. Comentó que se centrará en «fomentar el tenis, aumentado el número de licencias, y haciendo hincapié en la enseñanza. Queremos consolidar torneos que ya se disputan y poner en marcha otros nuevos», dijo, al tiempo que añadió que quieren crear «un torneo regional de veteranos que sea vistoso».

Incrementar la representación de la Federación e inaugurar una nueva sede federativa son otros propósitos que figuran en la agenda de Alcolea y su equipo de trabajo.

El nuevo presidente, quien destacó que Murcia cuenta con ocho miembros en la asamblea de la Real Federación Española de Tenis (RFET), con cinco clubes, dos tenistas y un técnico, considera «muy importante» llegar al tenis desde la base y en ese sentido pretende vincular su actividad a la de los ayuntamientos.

«Vamos a plantear que los tenistas de las escuelas municipales puedan entrar en la Federación con licencias de jugadores amateurs por un bajo coste -alrededor de 15 euros al año-, lo que les permitirá participar en algunos torneos. Nosotros tenemos muy buenas escuelas y si a ella se suman las municipales, mucho mejor». Alcolea cree que de ese modo podrían pasar de las 1.300 fichas federativas actuales a unas 2.000.