La Verdad

Comentario

Viñales se luce, Márquez resiste y Lorenzo cada vez más lejos

video

/ Rafa Marrodán

  • El piloto de Yamaha parece ser el único al que no le afectan los neumáticos que Michelin lleva a cada circuito, el estado del asfalto, la temperatura o la variable que quieran imaginar: Maverick siempre va deprisa

No perdona una, en cada una de las ocasiones que los pilotos de MotoGP se han encontrado en la pista este año, al final del día siempre ha sido Maverick Viñales el que ha terminado la jornada en lo alto de la clasificación… y en Termas de Rio Hondo no fue diferente. El piloto de Yamaha parece ser el único al que no le afectan los neumáticos que Michelin lleva a cada circuito, el estado del asfalto, la temperatura o la variable que quieran imaginar: Maverick siempre va deprisa.

No le afectan los neumáticos que Michelin lleve a cada circuito, el estado del asfalto, la temperatura o cualquier otra la variable: Maverick Viñales siempre va deprisa.

En la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Argentina que se correrá el domingo, Viñales estuvo en la sesión de la tarde probando todo tipo de combinaciones de neumáticos de cara a la carrera. Y cuando al final de la tanda tocó ir en busca del tiempo que le asegurará una buena posición en caso de que mañana aparezca la lluvia, Maverick fue rotundo.

Después de tan sólo un día sobre su nueva moto en Termas, su 1’39.477 prácticamente igualó la 'pole' de Marc Márquez del pasado año. Maverick aseguró una vez terminado los entrenamientos que no estaba del todo satisfecho, que no había sabido sacarle el máximo rendimiento al neumático con el que marcó esa pole provisional.

“Error mío por pisar la zona sucia de la pista”, Marc Márquez después de su caída en la sesión de la mañana

Mientras tanto, Marc Márquez se empleó a fondo, como siempre, para terminar lo más cerca posible de un Viñales que está incontestable. El piloto del Team Repsol Honda sufrió una caída por la mañana -“error mío por pisar la zona sucia de la pista”-, pero por la tarde supo terminar segundo a tres décimas del de Yamaha, a pesar de figurar con el quinto peor registro en el listado de velocidades máximas.

“Siguiendo a las Yamaha de Zarco y Folger me he dado cuenta dónde perdemos el tiempo”, explicó después. “Saliendo de la curva y en la recta nos dejamos entre dos y tres décimas, y eso no puede ser. Por alguna razón nuestra moto no sólo no acelera como debería, sino que se mueve, se vuelve muy inestable”.

Si Viñales fue la cruz cum laude, la cara de la moneda ayer en Argentina fue un Jorge Lorenzo que acabó la jornada 18º. Un resultado terriblemente frustrante para el piloto mallorquín, que lo achacó a una equivocación por parte del responsable de planificar el final de la sesión. “Nuestra penúltima salida fue buena, pero cuando salimos en busca de la vuelta rápida nos equivocamos de neumático delantero. En lugar de montar el que utilizaron los demás, montamos uno blando”, apuntó Lorenzo.

Si la previsión de lluvia en Termas de Rio Hondo e confirma para hoy, Jorge Lorenzo se verá obligado a salir desde las profundidades de la parrilla. Un día malo lo tiene cualquiera y siendo como fue ayer todavía viernes, hay margen de enmendar el error… siempre y cuando las previsiones de lluvia para mañana no se materialicen. En ese caso, Viñales y Márquez se presentarán el domingo en la parrilla de salida con los deberes hechos; Jorge en cambio teniendo un problema por delante… Concretamente un problema de 17 pilotos.

*Manu Pecino es un periodista especializado en motor que lleva décadas cubriendo los Grandes Premios.